Galactic Energy envía cinco satélites al espacio

Hong Kong
CNN

Galactic Energy, una startup de cohetes en China, puso en órbita cinco satélites el lunes, impulsando la ambición de la empresa privada de convertirse en el rival chino de SpaceX.

El cohete Ceres-1 de Galactic Energy despegó el lunes del Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en el noroeste de China, enviando cinco satélites comerciales a sus órbitas previstas, dijo la compañía con sede en Beijing en un comunicado el mismo día.

Los cinco satélites se utilizarán para telecomunicaciones, pronósticos meteorológicos e investigación científica para las agencias gubernamentales del país, agregó la empresa.

La misión marca el quinto lanzamiento del cohete Ceres-1, un pequeño cohete orbital de combustible sólido diseñado por la compañía, dijo Galactic Energy. Hasta el momento, ha puesto con éxito 19 satélites comerciales en el espacio, estableciendo un récord para una empresa privada china.

“Suena la trompeta para que comencemos un lanzamiento orbital de alta densidad en 2023”, dijo, y agregó que planea completar de 8 a 10 misiones para este año.

Galactic Energy realizó el primer lanzamiento de Ceres-1 el 7 de noviembre de 2020, lo que la convierte en la segunda empresa privada china en lanzar un satélite a la órbita terrestre baja. Una startup con sede en Beijing, i-Space, fue la primera en hacerlo en 2019.

Muchos proveedores chinos de lanzamiento de satélites comerciales utilizan actualmente pequeños cohetes de combustible sólido como Ceres. Pero algunas empresas están desarrollando o probando motores de cohetes de combustible líquido reutilizables, que permiten un control preciso del empuje después de la ignición.

El año pasado, Galactic Energy probó con éxito su motor Welkin de propulsante líquido para sus cohetes de próxima generación. Su fundador, Liu Baiqi, dijo que quieren construir la versión china del motor Merlin, que fue desarrollado por SpaceX.

Fundada en 2018, Galactic Energy ha recibido varias rondas de financiación de inversores de capital privado y capitalistas de riesgo, por un valor total de más de 250 millones de dólares. Los principales inversores incluyen el brazo de inversión de Aviation Industry Corporation of China, un conglomerado aeroespacial y de defensa de propiedad estatal.

La industria espacial comercial de China se ha expandido rápidamente desde 2015, cuando el gobierno comenzó a alentar a las empresas privadas a ingresar al sector espacial. Antes de eso, el lanzamiento de cohetes y satélites había sido monopolio de empresas aeroespaciales estatales.

En los últimos años, más de 170 empresas privadas han ingresado a la industria espacial, según un informe de investigación de 2020 de Future Space Research, un instituto de investigación con sede en Beijing.

El lanzamiento exitoso de la startup china se produjo el mismo día en que Virgin Orbit sufrió una falla en su primer lanzamiento de cohetes desde el Reino Unido.