El fundador de Twitter, Jack Dorsey, seguirá invirtiendo en la empresa bajo la dirección de Elon Musk

Nueva York
CNN Negocios

El cofundador y ex director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, renunció al directorio de la empresa. a principios de este año, pero se mantiene involucrado con la plataforma social luego de que Elon Musk se hiciera cargo de ella.

Dorsey transfirió sus más de 18 millones de acciones en Twitter (una participación de aproximadamente el 2,4%) a la nueva empresa propiedad de Musk como inversionista de capital, en lugar de recibir un pago en efectivo, según una presentación de valores del jueves.

La transferencia significa que Dorsey contribuyó efectivamente con poco menos de $ 1 mil millones a la compra de Twitter de $ 44 mil millones de Musk. También lo convierte en uno de los mayores inversores de la nueva empresa, detrás del príncipe saudita Alwaleed bin Talal y la Autoridad de Inversiones de Qatar.

La decisión de Dorsey lo convierte en una de las pocas partes interesadas en el Twitter de Musk con vínculos con un liderazgo anterior. Casi inmediatamente después de hacerse cargo de la empresa, Musk disolvió la junta directiva de Twitter. Gran parte de la alta dirección de la empresa también ha sido despedida o ha renunciado en los últimos días.

Dorsey y Musk han tenido durante mucho tiempo un bromance multimillonario. En 2020, Dorsey llamó a Musk en una conferencia de empleados y le pidió consejo sobre cómo mejorar Twitter. Más tarde ese año, Musk defendió a Dorsey cuando se enfrentaba a la presión de un inversor activista y dijo en Twitter: “Apoyo a @Jack como director general de Twitter. Tiene un buen ❤️”.

Después de que el CEO de Telsa aceptara inicialmente comprar Twitter en abril, Dorsey tuiteó que no “cree que nadie deba poseer o administrar Twitter”, explicando que cree que debería ser un bien público. “Sin embargo, para resolver el problema de que sea una empresa, Elon es la solución singular en la que confío”, agregó.

Dorsey renunció como CEO de Twitter en noviembre pasado y dejó su junta directiva en mayo. Ha criticado públicamente al anterior directorio de la empresa y también ha cuestionado en privado el futuro de la empresa.

En mensajes de texto con Musk en marzo, después del hombre más rico del mundo había acumulado una gran participación en Twitter, pero antes de anunciarlo públicamente, dijo Dorsey, “se necesita una nueva plataforma. No puede ser una empresa. Esta es la razón por la que me fui.” Musk respondió preguntando cómo debería ser la plataforma. Dorsey explicó su opinión de que debería ser “un protocolo de código abierto” y no depender de “un modelo publicitario”, como lo hace actualmente Twitter.

Dorsey agregó que Twitter “nunca debería haber sido una empresa”, diciendo que “ese fue el pecado original”, según los mensajes de texto, que se revelaron el mes pasado en documentos judiciales.

“Creo que vale la pena tratar de mover a Twitter en una mejor dirección y hacer algo nuevo que sea descentralizado”, dijo Musk a Dorsey.

Dorsey, a principios de este mes, lanzó una prueba beta de una nueva aplicación de redes sociales descentralizada llamada Bluesky que eventualmente podría competir con Twitter. El 20 de octubre, la aplicación tenía una lista de espera de más de 30 000 personas, dijo en Twitter.

En abril, después de que Musk aceptara comprar la empresa, Dorsey prometió su apoyo a la adquisición. “Te aprecio. Este es el camino correcto y único. Continuaré haciendo lo que sea necesario para que funcione”, dijo el fundador de Twitter a Musk.

Dorsey no ha comentado públicamente sobre la adquisición de Musk desde que se cerró el trato la semana pasada.