El iPhone de Apple no es el único dispositivo Lightning que necesita cambiar a USB-C