¿Qué tienen de especial las toallas turcas?

¿Qué tienen de especial las toallas turcas?
Fuente: credenzza.com

Si alguna vez has estado en Turquía, es probable que te hayas encontrado con una toalla turca. Son probablemente la pieza de venta al por menor más ubicua del país, y por una buena razón: son increíblemente versátiles y cómodas. ¿Qué es lo que no le gusta de un trozo de tela que se puede usar para secarse después de nadar en la piscina, limpiar las mesas después de una comida o simplemente aliviar su sudoroso entrenamiento?

Hay muchos tipos diferentes de toallas y cada una tiene sus propios beneficios. Vienen en una variedad de materiales, incluyendo algodón, lino, rayón, cáñamo y bambú. Algunos de ellos están hechos de materiales reciclados. También se pueden personalizar con diferentes estampados o colores.

¿De qué están hechos?

Están confeccionadas en algodón y lino. Esto las hace un poco más gruesas y suaves que otras toallas. También tienen un diseño en un lado que está creado con una técnica especial.

Las toallas turcas son mucho más delgadas y livianas que las típicas, lo que significa que se utilizan menos materiales en su producción. Se secan más rápido después de su uso, por lo que no tienen un olor persistente.

El algodón turco es conocido por ser muy duradero y resistente. Debido a su composición única, incluso puede volverse más absorbente con el tiempo. Las toallas de algodón turco también son más duraderas que la mayoría de los demás materiales del mercado. Chequea aquí para ver una variedad de opciones.

Historia de las toallas turcas

¿Qué tienen de especial las toallas turcas?
Fuente: pinterest.com

Se dice que se originaron en el Medio Oriente y fueron traídos a la Turquía otomana. Existe cierto debate sobre si realmente se inventaron o no en Turquía, pero en general se aceptan como tales. El diseño tradicional de estos artículos es una pieza de tela rectangular que se dobla por la mitad para que los dos lados largos tengan la misma longitud. Luego, la mitad de la toalla se dobla por la mitad, creando un triángulo. Finalmente, el borde inferior del triángulo se dobla hacia arriba para que forme un punto. Se hicieron muy populares muy rápidamente y, en 1853, ya había más de 100 tipos diferentes disponibles para la venta. Hoy en día hay más de 1000 tipos diferentes de toallas en el mercado y siguen siendo uno de los tipos más populares del mundo.

Una de las razones por las que son tan populares es que son increíblemente absorbentes. Pueden contener mucha agua, lo cual es genial si necesitas secar la ropa rápidamente después de lavarla. Además, también son suaves y cómodos al tacto. Esto los hace perfectos para usar cuando intentas deshacerse del sudor o la humedad de su piel.

¿Cuáles son los diferentes tipos de toallas turcas?

Según el tipo de toalla turca, pueden estar hechas de diferentes materiales, como algodón, lana o cachemira. Estos son los diferentes tipos de estos productos:

– Las toallas turcas de algodón son el tipo más común y están hechas de 100% algodón. Son ligeros y suaves y son perfectos para el uso diario al bañarse.

– Las toallas turcas de lana están hechas de 100% lana y son más pesadas que las de algodón. Son excelentes para secar superficies mojadas o para mantener el calor en los días fríos, pero pueden ser un poco más duros para la piel.

– Las toallas turcas de Cachemira son las más lujosas y están hechas 100% de fibras de Cachemira. Son extremadamente suaves y lujosos y se utilizan mejor para ocasiones más especiales o para tomar un baño.

Cómo hacer una toalla turca

¿Qué tienen de especial las toallas turcas?
Fuente: houseofjude.ca

Por lo general, no harías el tuyo propio. accesorios de baño. A la mayoría de nosotros nos falta la habilidad y la paciencia. Además, ahora hay muchas tiendas disponibles y comprar toallas es mucho más fácil, por no decir más rápido. Sin embargo, si desea intenta hacer uno tu mismoHe aquí cómo hacerlo:

  1. Comience midiendo la longitud deseada de la toalla que desea. Para una toallita de baño, apunte a unas 18 pulgadas de largo. Al hacer uno para tus manos, necesitarás menos de la mitad de esa longitud. En cuanto a las toallas de sábanas, elige unas 26 pulgadas de largo.
  2. Corta la tela a la longitud deseada con un cuchillo afilado o unas tijeras. Asegúrese de que los bordes del material estén bien recortados para que se unan en el medio de la tira de toalla.
  3. Luego, dobla la mitad inferior de la tira hacia la mitad superior de la tira. Luego, dobla ambos extremos de la tira doblada hacia arriba para que se junten en el medio de la mitad superior de la tira. Finalmente, mételos debajo para que queden ocultos a la vista.
  4. Repite estos pasos para crear tantas toallas turcas como necesites. Asegúrate de guardar las toallas recién hechas en un recipiente hermético para que permanezcan suaves y absorbentes.

Qué hacer con después de usarlo

Las toallas son un elemento que se usa todos los días, y probablemente más de una vez ya que las usamos para limpiarnos el cuerpo, las manos, la cara y para tantos otros propósitos. ¿Y después qué haces con ellas? Aquí hay algunos consejos:

  1. Cuélgalo para que se seque al aire: esto es probablemente lo más común. Después de usarlo, simplemente cuélgalo para que se seque y estará listo para la próxima vez que lo necesites.
  2. Úselo como una servilleta de tela: si tiene una comida rápida en casa y no tiene otras servilletas, ¡use su toalla turca como una sola! Simplemente sumérjalo en agua durante unos minutos después de usarlo, y estará bien.
  3. Haz un trapo para el polvo: en lugar de simplemente dejar que las toallas viejas se acumulen, ¡hazte un trapo para el polvo con ellas! Simplemente humedezca la tela y escurra el exceso de agua. Luego, úsalo para limpiar todas esas áreas difíciles de alcanzar en tu casa.
¿Qué tienen de especial las toallas turcas?
Fuente: houseofjude.ca

Conclusión

Si está buscando una toalla que sea a la vez elegante y respetuosa con el medio ambiente, entonces debería considerar comprar un producto turco. Están hechos de una mezcla de algodón de muy alta calidad y tienen un tejido muy fino, lo que los hace increíblemente suaves al tacto. Estas toallas son perfectas para limpiar superficies o secarse el cuerpo, la cara y las manos.