Florida pide a la Corte Suprema que se pronuncie sobre su controvertida ley de redes sociales

Washington
CNN Negocios

Florida ha pedido a la Corte Suprema que se pronuncie sobre si los estados pueden obligar a las empresas de redes sociales a alojar contenido que preferirían eliminar, estableciendo una posible batalla histórica sobre los derechos de expresión digital y la moderación de contenido que podría remodelar la relación del país con la Primera Enmienda.

En una petición presentada ante la Corte el miércoles, el fiscal general de Florida argumentó que el dominio de las principales plataformas de redes sociales y su capacidad para promover las opiniones de algunos usuarios sobre otros significa que es fundamental que los jueces intervengan en el tema.

“La pregunta de si la Primera Enmienda esencialmente inhabilita a los estados, y presumiblemente también al gobierno federal, de abordar de manera significativa esas distorsiones debe ser respondida por este Tribunal, y debe ser respondida ahora”, decía la petición.

En el centro de la batalla judicial se encuentra una ley de Florida, SB 7072, que permite a los candidatos políticos demandar a las empresas de redes sociales si son bloqueadas o eliminadas de las plataformas durante más de 14 días.

Los opositores que representan a la industria tecnológica habían demandado para bloquear esa ley, argumentando que infringía los derechos de la Primera Enmienda de las empresas privadas. A principios de este año, un tribunal federal de apelaciones estuvo de acuerdo con ese razonamiento, lo que llevó a la Florida a solicitar la intervención de la Corte Suprema esta semana.

Los principales expertos legales han dicho que si SB 7072 sobrevive al desafío legal, las empresas de tecnología podrían verse obligadas a alojar spam, discursos de odio y otro material legal pero problemático en sus plataformas. También podría reescribir décadas de precedentes de la Primera Enmienda que prohibían a los gobiernos obligar a particulares a presentar discursos, dijeron.

En un comunicado el miércoles, NetChoice, uno de los impugnadores de la ley de Florida, dijo que acogía con beneplácito la petición de Florida.

“Estamos de acuerdo con Florida en que la Corte Suprema de los EE. UU. debe escuchar este caso y confiamos en que se respetarán los derechos de la Primera Enmienda”, dijo Carl Szabo, vicepresidente y asesor general de NetChoice. “Esperamos ver a Florida en los tribunales y que se confirme la decisión del tribunal inferior. Tenemos 200 años de precedentes de nuestro lado”.

La petición se produce días después de que otro tribunal federal de apelaciones confirmara una ley similar en Texas que permite a los usuarios de redes sociales demandar a las plataformas si se mueven para “bloquear, prohibir, eliminar, quitar plataforma, desmonetizar, desincentivar, restringir, negar acceso equitativo o visibilidad a , o de otra manera discriminar contra la expresión.” (En mayo, la Corte Suprema bloqueó temporalmente la entrada en vigor de la ley de Texas mientras continuaba el litigio).

La decisión de la semana pasada del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de ratificar la ley de Texas contrasta con el fallo del Undécimo Circuito a principios de este año que declaró inconstitucional la ley de Florida, creando una división de circuito que hace que sea más probable que intervenga la Corte Suprema.