El iPhone 14 y el Apple Watch Series 8 exponen las sorprendentes luchas de silicio de Apple