Las Pinturas Más Famosas De Los Casinos

Es posible que las personas no se den cuenta de que las apuestas y el arte tienen un vínculo claro, lo que lleva a los artistas a producir impresionantes obras de arte de juegos de azar a lo largo de la historia, desde el Renacimiento hasta la era impresionista. El juego se reflejó en las pinturas de los más grandes pintores, y algunos de ellos denunciaron las apuestas, mientras que otros representaron la rutina diaria de la cultura de su época a través de sus obras de arte de apuestas.

Vale la pena señalar que las apuestas se han convertido en un tema atractivo para que los pintores comuniquen sus ideas al mundo sobre el mejores casinos con deposito bajo, principalmente porque el artista despliega constantemente emociones, lo que provoca en los individuos una gran variedad de emociones que van desde la más profunda miseria hasta la pura alegría en el mejor casino con un depósito bajo. Algunas de las pinturas incluyen

  • Los Tatuadores;
  • La trampa con el as de tréboles;
  • En la mesa de ruleta de Montecarlo.

los sacacartas

La época en la que Michelangelo Merisi da Caravaggio hizo sus obras nos permite ver imágenes de actividades de apuestas engañosas, exponiendo las fallas de la sociedad. La obra de arte “The Cardsharps” es un momento significativo en la carrera del artista, representando una gran imagen realista de la época barroca. Caravaggio mostró una pequeña estafa de cartas, junto con la historia de un joven de alto estatus que se vio atrapado en un juego de cartas con dos trampas.

Basado en una señal disfrazada de un jugador de cartas más experimentado que se para detrás de un joven y mira sus cartas mientras le da indicaciones a un compañero, el jugador de cartas más joven tiene más cartas listas para sacar. El realismo de la composición, junto con la principal característica estética de muchos sentimientos humanos, se utilizó para representar los entresijos de la vida en las calles.

La trampa con el as de tréboles

Artistas de la época utilizaron el tema de las apuestas para advertir a la audiencia de no dejarse engañar por la suerte y caer en manos de los tramposos. Se dice que la obra de arte, como se mencionó anteriormente, muestra trampas en los juegos. Un hombre está flanqueado por tres mujeres en la obra de arte de La Tour. Uno es un miembro de la alta sociedad y el principal héroe del engaño previsto.

Otra señora es la sirvienta, que secretamente se deleitaba en embriagar al joven con vino, disminuyendo su estado de alerta. Por el contrario, el hombre es un jugador de cartas que descaradamente declara sus intenciones fraudulentas al espectador mientras está sentado medio girado en el borde de la mesa y oculta una carta adicional, un as de tréboles, debajo de su cinturón.

En la mesa de ruleta de Montecarlo

Edvard Munch, un pintor expresionista, fue motivado por el entorno del club de póquer para pintar la obra maestra, que representa una atmósfera y sentimientos en lugar de vistas precisas. Munch pintó individuos sentados detrás de una cubierta verde y jugando a la ruleta, recordando recuerdos. Representó la miseria, la impotencia y un tipo de adicción utilizando métodos básicos y tonos oscuros y tristes.

Edvard Munch frecuentaba el casino de Monte Carlo durante su tiempo en Niece, que se encuentra en el sur de Francia. La escena del casino lo impulsó a pintar En la mesa de la ruleta, que estuvo influenciado por sus recuerdos y sentimientos mientras estaba en el casino que ofrece el mejor casino con un depósito bajo.

Munch exploró numerosas técnicas durante el desarrollo de esta pintura para complementar y perfeccionar la suya. Munch se representó a sí mismo en la obra de arte después de repetidas excursiones a salas de juego durante su estadía en Francia. Entonces, desde atrás, puedes ver a un tipo en el frente sosteniendo un cuaderno y anotando las cifras que cayeron en la rueda de la ruleta. El artista siempre ha sido esbozado en la escena del casino, por lo que desarrolló una obra maestra basada en sus recuerdos y observaciones de personas envueltas en emoción, examinando cuán drásticamente puede resultar el juego para todos ellos.

Los jugadores de cartas

Paul Cezanne hizo una serie de pinturas que representan las actividades habituales de apuestas de los campesinos en un bar. El artista pulió la narrativa, ajustó las figuras y se concentró en los detalles hasta que logró la obra de arte ideal que mostraba a personas comunes y corrientes en su vida diaria con las obras maestras inherentes al artista. La edición final y más conocida de la obra de Paul Cezanne fue “Los jugadores de cartas”, la sexta de una serie que presentaba a granjeros franceses de la Provenza.

En una mesa rústica de un pequeño café, el artista representa a dos jugadores de cartas jugando tranquilamente a una partida de cartas y fumando en pipa. A pesar de que los individuos de la imagen parecen pacíficos, Cezanne expresa emociones a través de movimientos y expresiones faciales, lo que sugiere que todos pueden disfrutar del espíritu de las apuestas como la única forma de disfrute fuera de la rutina.

Un amigo necesitado

La empresa de marketing Brown & Bigelow, que había comprado un calendario que promocionaba a un productor de tabaco, pidió que se creara una pintura de Cassius Marcellus Coolidge. La serie Dogs Enjoying Poker de Coolidge contiene 18 lienzos. Sin embargo, el título “Perros jugando al póquer” generalmente se atribuye a la imagen más famosa, “Un amigo necesitado”. Los pintores retrataron a los jugadores estadounidenses como caninos humanizados jugando al póquer.

Además, se mostraron caninos antropomorfizados con expresiones expresivas en sus hocicos, bebiendo alcohol y fumando cigarros para reflejar el ambiente que domina en los clubes de póquer. Hizo ocho variantes de la obra de arte, que obtuvo numerosas reimpresiones a lo largo del tiempo. El artista es “el artista estadounidense más renombrado del que nunca has oído hablar”. Mucha gente ve las obras de arte como arte pésimo o kitsch. A pesar de esto, la serie fue extremadamente exitosa e increíblemente popular en ese momento.

Conclusión

Estas conocidas pinturas de juegos de azar demuestran cómo los juegos de azar pueden inspirar a los artistas a capturar sentimientos y expresiones humanas cuando juegan juegos de cartas o ruleta que tienen el mejor casino con un depósito bajo. Como puede ver, cada uno de los pintores agregó acentos en su estilo, pero el elemento principal en común entre las numerosas obras de arte de apuestas son los sentimientos que provocan, lo que hace que el arte que representa las apuestas sea tan impresionante.

Hoy en día, los flujos de las artes visuales se han desplazado hacia nuevas áreas, dejando a la pintura detrás de la cinematografía, la videografía y el arte corporal. Sin embargo, el tema del juego, ya sea simbólico, social o siniestro, ha persistido. Demuestra la naturaleza atemporal de los juegos de póquer y otras actividades comparables.