Para el éxito global, piense como un local