Los trabajadores de Amazon abandonan el trabajo en una instalación de carga aérea para pedir mejores salarios y condiciones de trabajo

El grupo de trabajadores que organiza la huelga se autodenomina Inland Empire Amazon Workers United y afirmó en publicaciones en línea que más de 150 empleados participaron en su paro laboral coordinado el lunes. Amazon, sin embargo, cuestiona esta cifra y dijo que 74 trabajadores participaron en la huelga. Según cualquiera de las dos medidas, los manifestantes representaban una pequeña fracción de los 1.500 empleados de las instalaciones aéreas de Amazon, conocidas como KSBD.

En una declaración publicada en línea por el grupo de trabajadores, los organizadores dijeron que habían acumulado más de 800 firmas para una petición que pedía que la tarifa de pago base en la instalación se elevara a $22 por hora, en lugar de $17. La organización de trabajadores citó el aumento de la renta y el costo de vida en el área en su declaración exigiendo mejores salarios.

En el comunicado, los organizadores también afirmaron “condiciones de calor inseguras” permanecen en muchas áreas de trabajo, y señaló que las temperaturas alcanzaron los 95 grados Fahrenheit o más en el aeropuerto de carga de San Bernardino en dos docenas de días el mes pasado.

“Trabajar en el calor se siente como si te estuvieras asfixiando”, dijo una trabajadora identificada como Melissa Ojeda en el comunicado emitido por el grupo. “Necesitas tomar descansos y puedes sobrecalentarte muy fácilmente. No hacen que sea fácil tomar descansos para permitir que tu cuerpo se enfríe”.

Paul Flaningan, un vocero de Amazon, dijo en un comunicado proporcionado a CNN Business que la compañía está “orgullosa de brindarles a los empleados de tiempo completo en nuestro Centro Aéreo de San Bernardino y en toda la región un salario mínimo inicial de $17 la hora”. Flaningan agregó que los empleados de tiempo completo pueden ganar hasta $19.25 por hora y también recibir “beneficios líderes en la industria que incluyen atención médica desde el primer día, 401(k) con 50% de aporte de la empresa y hasta 20 semanas de licencia por paternidad pagada”.

“Si bien existen muchas formas establecidas de garantizar que escuchamos las opiniones de nuestros empleados dentro de nuestro negocio, también respetamos su derecho a dar a conocer sus opiniones externamente”, agregó el comunicado. “Si bien siempre escuchamos y buscamos formas de mejorar, seguimos orgullosos del salario competitivo, los beneficios integrales y la experiencia laboral atractiva y segura que brindamos a nuestros equipos en la región”.

La huelga se produce a raíz de los esfuerzos de sindicalización en otras instalaciones de Amazon. A principios de este año, los trabajadores de un almacén de Staten Island, Nueva York, votaron a favor de formar el primer sindicato estadounidense en la historia de Amazon. (Amazon actualmente está intentando que se descarten los resultados de las elecciones). Los trabajadores de Amazon también han presionado para sindicalizarse en una instalación en Bessemer, Alabama, y ​​en una ubicación de Amazon Fresh en Seattle.

Los esfuerzos de organización en curso dentro de Amazon continúan obteniendo el apoyo de los defensores laborales y los políticos progresistas de todo el país, incluido el senador Bernie Sanders, quien durante mucho tiempo ha sido un fuerte crítico de la empresa.

“Me solidarizo con los trabajadores de Amazon en San Bernardino, CA, que abandonaron el trabajo hoy para protestar por los bajos salarios y las condiciones laborales inseguras”, tuiteó Sanders el lunes por la noche. También hizo referencia al paquete de compensación total del CEO de Amazon, Andy Jassy, ​​otorgado en 2021, y agregó: “Si Amazon puede pagar a su CEO $ 214 millones el año pasado, puede pagar a sus trabajadores un aumento de $ 5 por hora y un lugar de trabajo seguro”.