Aprovechar los beneficios de la hiperconvergencia nativa de la nube