Uber está trayendo de vuelta los viajes compartidos a 9 ciudades de EE. UU.

La opción renovada de viaje compartido en automóvil, denominada UberX Share, ahora está disponible en nueve ciudades, incluidas Nueva York, Los Ángeles y Chicago. La compañía dijo que tiene planes de expandir UberX Share a más ciudades este verano.

Uber (UBER) suspendió su iteración anterior del servicio de viaje compartido, Uber Pool, en marzo de 2020 cuando los funcionarios de salud instaron al distanciamiento social para frenar la propagación de Covid-19. Lyft reinició una versión de un servicio similar en julio de 2021, luego de haber suspendido también la opción en 2020. Durante años, tanto Uber como Lyft (LYFT) intentó ampliar la adopción de viajes compartidos, con la promesa de que el uso compartido de vehículos podría interrumpir otros métodos de transporte al hacer que los viajes compartidos fueran más baratos y convenientes. Pero la pandemia obligó a las empresas a pausar esos planes.

Andrew Macdonald, vicepresidente sénior de movilidad y operaciones comerciales de Uber, dijo en un comunicado el martes que UberX Share «reimagina el futuro de los viajes compartidos con una mayor eficiencia y seguridad en mente». También dijo que los pasajeros pueden esperar recibir «un descuento inicial y hasta un 20% de descuento en la tarifa total, si se emparejan con un pasajero en el camino».

En un aparente guiño a las preocupaciones por la pandemia, Uber también está tomando medidas para limitar la cantidad de personas en un viaje compartido a la vez, por ahora. La compañía dijo en una publicación de blog que los clientes actualmente pueden solicitar solo un asiento con UberX Share y compartirán el viaje con solo otro pasajero a la vez. Las máscaras son opcionales pero recomendadas, agregó la compañía, excepto en lugares que aún exigen el uso de máscaras.

Uber también hizo referencia a la importancia de hacer que el transporte sea más asequible y accesible, «especialmente en el clima económico actual». Los temores de una gran recesión económica se han cernido sobre el sector tecnológico en los últimos meses. Mientras tanto, los precios altísimos de la gasolina han sido una carga adicional para todos los conductores, incluidos los que trabajan en la industria del transporte compartido. En respuesta, Uber y Lyft anunciaron previamente que agregarían recargos temporales por combustible a los viajes. El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo en una entrevista en la Cumbre de Tecnología de Bloomberg a principios de este mes que ve a la compañía como «resistente a la recesión». Sin embargo, sus comentarios se produjeron solo un mes después de que el Wall Street Journal informara que Uber planeaba reducir costos a medida que se desvanece el optimismo de los inversores.