Después del tiroteo masivo, la ciudad de Nueva York explora detectores de armas en el metro

NUEVA YORK (AP) — Tras un tiroteo masivo en un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York, el alcalde planteó una idea de alta tecnología: desplegar escáneres que puedan detectar a alguien que lleve un arma en el sistema de tránsito antes de que tenga la oportunidad de usarla. eso.

La tecnología para escanear rápidamente a un gran número de personas en busca de armas existe, y ahora se usa para examinar a las personas en lugares como estadios deportivos y parques temáticos.

Pero los expertos en seguridad dicen que instalar un sistema de este tipo en el extenso y poroso sistema de metro de la ciudad de una manera que marcaría la diferencia sería difícil, si no imposible.

El problema no sería necesariamente la tecnología, sino la realidad de que los escáneres deben estar acompañados por operadores humanos para confrontar a las personas que portan armas de fuego ilegalmente.

Activistas por los derechos de las armas, incluido el grupo Youth Over Guns, participan en una manifestación en Foley Square de la ciudad de Nueva York para exigir el fin de la violencia armada el 26 de mayo de 2022.

Spencer Platt a través de Getty Images

“Logísticamente, sería una pesadilla. Vas a tener que amarrar a muchos oficiales para que hagan esto”, dijo James Dooley, un capitán retirado del Departamento de Policía de Nueva York que sirvió en la división de tránsito del departamento. “Tenemos cientos de estaciones, y el hecho es que poner a alguien en cada entrada de cada estación es logísticamente imposible”.

El alcalde Eric Adams, excapitán de policía, reconoció los desafíos, pero dijo que aún podría valer la pena probar el sistema en ubicaciones seleccionadas como medida disuasoria.

“Queremos poder aparecer en una estación en algún lugar para que la gente no sepa que está allí”, dijo el demócrata, “similar a lo que hacemos cuando hacemos puntos de control de automóviles”.

El impulso para mejorar la seguridad del metro se volvió urgente en abril después de que un hombre armado detonó bombas de humo y roció un compartimiento del metro con disparos, hiriendo a 10 personas.

Las personas ingresan a un tren en una estación de metro de Brooklyn un día después de que un hombre disparó a numerosas personas en un tren con destino a Manhattan en el vecindario Sunset Park de Brooklyn el 13 de abril de 2022.

Spencer Platt a través de Getty Images

Luego, el 22 de mayo, otro hombre armado mató a un pasajero en lo que las autoridades dijeron que parecía ser un ataque al azar.

Un día después de ese asesinato, Adams volvió a expresar interés en la tecnología de detección de armas. Y pronto, los tiroteos masivos en Buffalo, Nueva York y Uvalde, Texas, intensificaron el debate sobre cómo abordar la violencia armada.

En el metro de la ciudad de Nueva York, la proyección no se parecería a los puntos de control del aeropuerto, una solución insostenible para un sistema con 472 estaciones, todas con múltiples entradas. En cambio, Adams hizo referencia a una tecnología que usa sensores para detectar metales pero que también puede determinar la forma de un objeto, como un arma, mientras la gente pasa sin interrupciones.

Evolv, una empresa del área de Boston, utiliza la tecnología en instalaciones que incluyen estadios deportivos profesionales en Atlanta y Nashville, el Acuario de Georgia en Atlanta y, en una prueba reciente, en el Lincoln Center for the Performing Arts de Nueva York, aunque no en ningún transporte público. sistemas

Los detectores pueden escanear a 3.600 personas por hora, según la empresa. Sin embargo, también pueden producir falsos positivos de elementos como Chromebooks.

En un correo electrónico, Dana Loof, directora de marketing de Evolv, dijo que los falsos positivos “son un orden de magnitud menor” que los detectores de metales tradicionales, pero reconoció que los sistemas de tránsito plantearían desafíos únicos.

La gente viaja en el metro de Brooklyn un día después de que un hombre disparó a numerosas personas en un tren con destino a Manhattan en Brooklyn el 13 de abril.

Spencer Platt a través de Getty Images

“Cualquier tecnología es solo una parte de la solución que incluye a los profesionales de seguridad, el entorno operativo y los protocolos que siguen”, dijo Loof.

Dispositivos de detección similares fabricados por QinetiQ, una empresa de tecnología de defensa con sede en Inglaterra, formaron parte de un programa piloto en el sistema de transporte público de Los Ángeles en 2018 y actualmente se utilizan cuando los niveles de amenaza son elevados, dijo Dave Sotero, portavoz de Los Ángeles Metro. Las máquinas proyectan ondas de escaneo a los transeúntes desde la distancia.

Identificar a alguien con un arma es solo la mitad del desafío.

“También es mano de obra”, dijo Donell Harvin, investigador sénior de políticas en Rand Corp. y exjefe de seguridad del gobierno de Washington, DC.

Adams no ha discutido públicamente cuánto podrían costar las máquinas y operarlas en la ciudad de Nueva York, pero Harvin reconoció que el precio podría ser elevado.

“Si tienes un agresor decidido, no vas a tener solo un guardia de seguridad allí; tendrás que tener un oficial de policía”, dijo Harvin. «Es duro. Puede endurecer cada estación, pero ¿quién va a querer pagar una tarifa de $10? Porque el costo se le pasará al ciclista”.

Aún así, debido a que no se puede poner policías en todos los autos y en todas las estaciones, dijo Harvin, “tienes que invertir en algo de tecnología”.

“Es muy complejo, pero la gente tiene que juntarse y hablar de esto, porque lo que se está haciendo ahora no es suficiente”.

Los ataques violentos en el sistema de metro de la ciudad de Nueva York siguen siendo relativamente raros en comparación con los delitos en la superficie. Y la ciudad en general es una de las ciudades grandes más seguras del país.

Pero la pandemia de COVID-19 ha causado estragos en la sensación de seguridad de las personas, al igual que una serie de crímenes de alto perfil, incluido el empujón fatal de una mujer frente a un tren por parte de un hombre que luego fue declarado demasiado enfermo mental para ser juzgado. En respuesta, la MTA dijo que probaría las barreras de seguridad en algunas estaciones.

La cantidad de delitos en el sistema de tránsito informados por la policía de Nueva York en lo que va del año ha estado a la par con años antes de la pandemia, pero la percepción pública ha sido que hay nuevos disturbios subterráneos.

La Autoridad de Transporte Metropolitano ha logrado que se asignen 1000 policías más al sistema, pero su presidente, Janno Lieber, fue sincero la semana pasada cuando se le preguntó sobre el clima actual.

“Esta semana es una semana terrible”, dijo, refiriéndose al tiroteo del 22 de mayo. “Esta semana no puedo decirle a ningún pasajero del metro de la ciudad de Nueva York: ‘No tengas miedo’, porque lo que pasó es una pesadilla aterradora”.

Cualquier actualización de seguridad viable probablemente tendría que abarcar una combinación de medidas, dijeron los expertos.

Dooley imaginó un despliegue limitado de oficiales que usarían detectores de metales portátiles en estaciones de alto tráfico, pero reconoció que eso cubriría solo una fracción del vasto territorio del sistema y podría dar lugar a quejas de libertades civiles, incluida la posibilidad de discriminación racial.

Los agentes de policía ya realizan controles puntuales de las bolsas de las personas en algunas entradas del metro, pero esos controles son tan poco frecuentes que la mayoría de las personas viajan durante años sin ser objeto de un registro.

Dorothy Moses Schulz, capitana de policía jubilada del sistema ferroviario MetroNorth de la MTA y profesora emérita del John Jay College of Criminal Justice, sugirió que más policías en los subterráneos y un compromiso sostenido para abordar la falta de vivienda podrían ayudar a “enviar el mensaje de que estamos tratando de hacer de este un sistema ordenado, que traería de vuelta a la gente”.

“Si más personas sienten que el sistema está funcionando, regresarán, y cuando regresen más, eso hará que el sistema sea más seguro”, dijo.

Lieber dijo la semana pasada que la agencia está abierta a nuevos enfoques.

“Nos tomamos en serio la exploración de cada una de estas tecnologías”, dijo. “Creo que lo lograremos, pero es una cuestión de tiempo y desarrollo tecnológico”.