Toyota detiene la producción japonesa debido a la escasez de piezas

TOKIO –

La escasez de piezas causada por la pandemia de coronavirus está afectando aún más la producción de Toyota, el principal fabricante de automóviles de Japón.

La producción en 11 plantas en Japón se detendrá el viernes, sábado y el próximo lunes, dijo Toyota Motor Corp.

Eso se suma a las reducciones previstas para febrero que se anunciaron anteriormente. Esas reducciones se realizarán en varios días en ocho de sus 14 plantas en Japón, incluidas las líneas de ensamblaje que fabrican los modelos de lujo Prius híbrido y Lexus.

Los suministros se están agotando debido a la falta de chips de computadora, que son cruciales en las autopartes. Las plantas dentro y fuera de Japón han sufrido bloqueos y paros relacionados con las medidas de COVID-19. Toyota no ha dado detalles.

La producción de enero se reducirá en 47.000 vehículos, al contabilizar los últimos cambios, según Toyota. Para el año fiscal hasta marzo, la producción no alcanzará los 9 millones de vehículos que el fabricante de automóviles tenía como objetivo, a pesar de la sólida demanda de las ofertas de Toyota. Todos los fabricantes se esfuerzan por asegurar el escaso suministro de chips, lo que empeora la crisis, dijo Toyota.

«Estamos haciendo todo lo posible para entregar nuestros vehículos a nuestros clientes lo antes posible», dijo en un comunicado. «Nos disculpamos profundamente».

Toyota ha publicado periódicamente información sobre el COVID-19 entre sus trabajadores. Toyota dijo que cuatro trabajadores en una línea en la planta de Tsutsumi en la ciudad de Toyota, prefectura de Aichi, se enfermaron, por lo que se cerró. A principios de semana, 14 trabajadores dieron positivo en otra línea de la misma fábrica, cerrando las operaciones diurnas durante cuatro días.

La pandemia ha interrumpido no solo el sector automotriz sino varias áreas, incluido el transporte marítimo, el suministro de petróleo y el empaque de carne, sirviendo como un recordatorio de la conectividad del mundo y la importancia del trabajador más humilde.

Matteo Fini, vicepresidente, que analiza las cadenas de suministro y la tecnología de automóviles para IHS Markit, dijo que no se espera que los problemas de suministro desaparezcan por algún tiempo, y que son graves y les cuestan a los fabricantes hasta US$50 millones a la semana.

Eso significa que los ahorros de costos del famoso «Toyota Way» de manufactura esbelta, basado en tener el menor inventario posible para la producción «justo a tiempo», ya no darán frutos, dijo Fini.

«La experiencia reciente de esta escasez de insumos está obligando a los fabricantes de automóviles a ir en contra de todo lo que han hecho en los últimos 30 años en lo que respecta a la gestión de la cadena de suministro», dijo.

«Los fabricantes de automóviles ahora están considerando hacer un inventario de ciertas partes porque, en términos relativos, cuesta un centavo tener ese inventario en comparación con tener una parada en la línea».