Amazon planea un nuevo rival para los minoristas: una tienda de ropa física.

Amazon, que ha planteado desafíos formidables a los libreros, las grandes cadenas y las tiendas de comestibles, tiene un nuevo tipo de minorista en la mira: las tiendas físicas de ropa.

La compañía dijo el jueves que planeaba abrir una tienda de ropa llamada Amazon Style a finales de este año en Glendale, California, en un centro comercial llamado The Americana at Brand. Representaciones del estilo de Amazon compartidos por la compañía recuerdan una cadena de grandes almacenes como Nordstrom o una cadena de descuento como TJ Maxx.

Amazon dijo que los clientes de la tienda podrían usar una aplicación de Amazon Shopping para enviar artículos a un probador o al mostrador de recogida. También podrán escanear el código QR de un artículo para ver tamaños, colores y calificaciones de clientes adicionales. Amazon dijo que planea brindar recomendaciones en tiempo real a los clientes mientras compran, incorporando su comportamiento de navegación física y sus preferencias en la aplicación Amazon Shopping.

Amazon también dijo que tendría nueva tecnología en los probadores. Los clientes encontrarán recomendaciones adicionales en los probadores una vez que estén listos para probarse las prendas, algo que los asociados de ventas suelen hacer en la mayoría de las tiendas de ropa. Utilizando la tecnología de los centros de distribución de Amazon, los clientes también podrán solicitar estilos y recomendaciones adicionales, que llegarán en “minutos”, dijo la compañía.

El treinta y cuatro por ciento de los consumidores millennial encuestados por los analistas de Cowen el año pasado dijeron que comenzaron con Amazon cuando compraban ropa. Alrededor del 17 por ciento dijo que comenzó su búsqueda en tiendas de varias líneas, como cadenas de grandes almacenes o clubes de almacenes, mientras que el 15 por ciento comenzó en Google. Los analistas señalaron que los consumidores de la generación Z y la generación del milenio siguieron dependiendo de Amazon el año pasado, incluso cuando los minoristas tradicionales reabrieron.

La pandemia puso patas arriba la industria de la confección y los centros comerciales físicos, lo que hizo que el movimiento de Amazon fuera particularmente oportuno. Amazon, que cuenta con muchas marcas de ropa de etiqueta privada, no especificó los nombres de las etiquetas que planea tener en la tienda.