Las llamadas de la derecha para celebrar el aniversario del 6 de enero provocan una respuesta silenciosa

El mes pasado, un antiguo asistente de campaña del ex presidente Donald J. Trump publicó en Facebook, Twitter, Gab y otros sitios de redes sociales. Para el primer aniversario del motín del 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos, escribió, el jueves se realizarían vigilias con velas en 20 ciudades para honrar a quienes asaltaron el edificio.

«El 6 de enero fue la Plaza de Tiananmen de Estados Unidos», dijo Matt Braynard, ex asistente de campaña de Trump y fundador de Look Ahead America, una organización de derecha, en una publicación en Gab. «Únase a nosotros para marcar esta mentira con # J6vigils de costa a costa».

Las respuestas fueron escasas. A 78 personas les gustó el mensaje y 21 personas lo compartieron.

La publicación fue un ejemplo de lo que los grupos de derecha y los partidarios de Trump están discutiendo para conmemorar el aniversario del 6 de enero: reuniones dispersas, locales y probablemente pequeñas. Según una revisión de The New York Times de publicaciones recientes de grupos de derecha en sitios como Facebook, Twitter, Gab y Gettr, la conversación en línea sobre las celebraciones y los mítines por el aniversario ha aumentado en las últimas semanas, pero las publicaciones no han atraído mucho. zumbido y parece poco probable que se traduzca en esfuerzos considerables en el mundo real el jueves.

Muchas de las conversaciones en línea se han centrado en cambio en reuniones de grupos específicos en lugares como Dallas y Phoenix. En Miami, un capítulo local de Proud Boys, de extrema derecha, dijo que planeaba realizar una protesta el jueves para honrar a los arrestados después de irrumpir en el Capitolio, según una publicación en la aplicación de mensajería Telegram. En Beverly Hills, un grupo dedicado a protestar por los mandatos de las máscaras dijo en Telegram que planeaba un mitin para cambiar el nombre el 6 de enero por Ashli ​​Babbitt, quien fue asesinado por oficiales federales mientras asaltaba el edificio del Capitolio.

En las publicaciones, se ha hablado poco de violencia y armas. Los grupos se han centrado principalmente en posicionar a los alborotadores del 6 de enero como héroes y mártires y alentaron a la gente a impulsar a los líderes políticos locales hacia una agenda de extrema derecha. El lenguaje en las publicaciones también está silenciado, pidiendo a los partidarios que piensen en objetivos a largo plazo, como detener los mandatos de máscaras y vacunas.

Los esfuerzos para organizar una protesta de aniversario en Washington el jueves también parecieron ganar poca tracción en línea, según la revisión de The Times.

«Manténgase fuera de Washington, no es más que una trampa», escribió un miembro de Ohio de Proud Boys en Telegram el lunes. “Los agentes federales estarán allí disfrazados esperando arrestar a cualquiera que se presente”.

Otro miembro respondió: “¿Cuál es el punto de DC? Mejor mantente local, marca la diferencia ”en tu ciudad natal.

Las conversaciones mediocres y dispersas subrayan cómo los grupos de extrema derecha se han fracturado en gran medida en Internet desde que el presidente Biden asumió el cargo en enero pasado. Si bien los grupos alguna vez estuvieron unidos bajo la bandera de la Casa Blanca de Trump y tuvieron presencia sustancial en plataformas principales como Facebook y Twitter, desde entonces muchos han sido arrancados de los sitios y son más activos a nivel local que a nivel nacional.

“Está ocurriendo un gran cambio en este momento, y podemos verlo en cómo todos estos diferentes grupos están discutiendo y promoviendo eventos en línea alrededor del 6 de enero”, dijo Heidi Beirich, fundadora del Proyecto Global sin fines de lucro contra el odio y el extremismo. «Están en diferentes plataformas, con diferentes mensajes».

Todo esto está muy lejos de hace un año, cuando los grupos de derecha y los partidarios de Trump fomentaron el movimiento Stop the Steal, que sugirió falsamente que las elecciones presidenciales le habían sido robadas a Trump, en Facebook y otras redes sociales dominantes. sitios de medios. Decenas de miles de partidarios de Trump se presentaron en Washington el 6 de enero pasado y más de 700 fueron arrestados posteriormente en relación con los disturbios.

Los Proud Boys y el Sr. Braynard no respondieron a las solicitudes de comentarios. Telegram no respondió a una solicitud de comentarios.

Sin embargo, si bien la actividad de la derecha en las principales redes sociales parece ahora más silenciosa, no ha cesado.

El martes, Tech Transparencia Project, un grupo de vigilancia de la industria financiado por organizaciones filantrópicas de multimillonarios como Pierre Omidyar y George Soros, publicó un informe mostrando que los algoritmos de recomendación de Facebook continuaron impulsando páginas relacionadas con las organizaciones de milicias y los Tres Porcentajes, un movimiento antigubernamental. La actividad se llevó a cabo incluso después de que Facebook tomara medidas enérgicas en 2020 contra grupos relacionados con QAnon, una teoría de la conspiración de amplio alcance, así como contra las páginas de la milicia con sede en EE. UU.

Katie Paul, directora del Proyecto de Transparencia Tecnológica, dijo que había creado una cuenta de Facebook en julio que seguía exclusivamente las páginas de los grupos de milicias para rastrear cómo la red social recomendaba contenido a ciertos usuarios luego de los eventos del 6 de enero.

Una página que apareció en su cuenta de prueba mostraba una imagen de banner de una serpiente envuelta alrededor de un rifle semiautomático superpuesto a un logotipo de Three Percenter. En otros casos, dijo, su cuenta encontró anuncios de Facebook que intentaban reclutarla para las milicias locales.

«¿Estás listo para entrenar y prepararte para lo que sea que se nos presente en 2022?» leyó un anuncio de diciembre, que fue visto por los usuarios de Facebook menos de 1,000 veces según las mediciones de la red social. “El 6º Batallón del 1º de Infantería de Voluntarios de Missouri está buscando activamente nuevos miembros en su área”.

Desde la publicación del informe, Facebook ha eliminado algunas de las páginas de la milicia. La empresa, que pasó a llamarse Meta, dijo que había «tomado medidas para abordar el contenido dañino».

“Tenemos políticas sólidas que seguimos aplicando, incluida la prohibición de las organizaciones que incitan al odio y la eliminación de contenido que las alaba o las apoya”, dijo Kevin McAlister, portavoz de Meta.

Para el aniversario del 6 de enero, agregó, la compañía estaba en contacto con las autoridades policiales y «continuaba monitoreando activamente las amenazas en nuestra plataforma y responderá en consecuencia».

Twitter también dijo que planeaba monitorear su servicio en busca de llamadas a la violencia el jueves y agregó que tenía un grupo interno preparado para hacer cumplir sus reglas si prolifera contenido violento.

Las empresas de redes sociales pueden enfrentar un momento más fácil el jueves que hace un año, dado que las conversaciones sobre el aniversario del 6 de enero se silenciaron en Facebook, Telegram y otros canales. En algunas de las publicaciones revisadas por The Times, los comentaristas dijeron que no podían asistir a los mítines de aniversario, pero les deseaban lo mejor a los demás.

“Honre a nuestros hermanos, honre a nuestros amigos”, escribió un miembro de Ohio de Proud Boys en un grupo de Telegram. «Sigan luchando en su nombre».

Otro miembro escribió: «No puedo hacer un seguimiento de lo que está sucediendo, dónde … ¿podemos reunir un calendario grupal?»

Kate Conger contribuido a la presentación de informes.