Gabriels: el trío gospel-soul que se convertirá en el éxito de boca en boca en 2022 | Música

Jacob Lusk está disfrutando de ser el cantante de Gabriels, el trío cinematográfico y conmovedor cuyos escasos conciertos de clubes londinenses de este otoño fueron los conciertos más animados de la temporada. «Este es el yo más auténtico que he sido», dice por teléfono desde su casa en California. “Puedo hacer lo que quiera, usar lo que quiera, ser quien soy en realidad. Me estoy abrazando, más de lo que nunca lo he hecho antes «.

Él está siendo abrazado a cambio. En esos espectáculos, Gabriels fue recibida con un fervor acorde con las propias raíces de Lusk en la música espiritual. Se sintió como ver un primer beso, pero entre una banda y una audiencia. “Esa no es una mala analogía. Para ser honesto, parecía más comunitario que cualquier otra cosa. La audiencia también nos dio un poco de energía, así que se sintió más como una fiesta de amor que como un espectáculo. ‘Oye, estamos todos aquí juntos, tengamos este momento juntos’, más que nosotros presentando nuestras mercancías «.

Los inicios de Gabriels se encuentran hace cinco años, cuando el coro que dirigía Lusk fue contratado para cantar en un proyecto cinematográfico en el que trabajaban Ryan Hope y Ari Balouzian. Los tres se hicieron amigos y empezaron a dar vueltas a ideas musicales juntos. No acertaron en su sonido, uno que es amaderado y rico, impregnado de la historia musical afroamericana, moderado pero enormemente emocional, hasta que escribieron la canción Loyalty, inicialmente. para un anuncio de Prada en 2018. “Esa fue la primera vez que dijimos: ‘Oh, vaya, esto es lo nuestro aquí’. Y luego seguimos escribiendo y grabando de esa manera y las canciones llegaron muy rápido. Es solo una intersección de todas las cosas que amamos y todas las cosas que somos «.

Ha habido una serie de lanzamientos desde entonces, un álbum se lanzará a fines del próximo año, pero fue Amar y odiar en una época diferente, lanzado a finales de 2020, que realmente voló. Elton John prodigó sus elogios en ella, una canción que era a la vez melancólica y extasiada, y fue el punto culminante de los brazos en alto de esos espectáculos de Londres. En el escenario, la voz de Lusk pasó del anhelo a la predicación, del susurro al chillido, de un bajo terroso a un falsete altísimo: la suya es una de las voces más espectaculares que escucharás este año. Sin embargo, a pesar de todos los testimonios, durante muchos años estuvo resentido por haber sido etiquetado como un cantante de gospel.

Había crecido en la iglesia apostólica y tenía prohibido escuchar la radio; sus puntos de referencia eran la música gospel cruzada, como los Winans, y el jazz que se le permitía escuchar en casa. Luego, en 2011, fue concursante de American Idol, sujeto a un nuevo conjunto de restricciones. Aquí, sus raíces gospel eran “algo malo: eres un cantante de R&B y estás cantando sobre sexo y amor, así que no puedes aceptar ser cristiano también. Había todas estas reglas y cosas que no podías hacer «. Gabriels, sin embargo, es «todo lo contrario».

Este año que viene veremos volar al trío. Aquellos que asistieron a los espectáculos de Londres se fueron convencidos de que habían visto uno de los actos de superestrella de 2022, y seguramente el éxito de boca en boca en los festivales de este verano. Eso es algo que Lusk se toma con calma. «¡Quiero 30 mil millones de premios Grammy!» él dice. “Quiero convertirme en platino cinco veces cuádruple. Quiero jugar a Glastonbury. Quiero jugar a Wembley. Quiero hacerlo todo. Pero ahora lo aprecio mucho más y me he dado cuenta de que se trata de compartir y tener momentos con la gente. No se trata solo de mí «.