Los jefes de Quantic Dream demandan con éxito al periódico francés Le Monde por difamación • Eurogamer.net

David Cage y Guillaume de Fondaumière, los jefes de Quantic Dream, desarrollador de Heavy Rain and Beyond: Two Souls, demandaron con éxito al periódico francés Le Monde por difamación, después de que el medio publicara supuestas afirmaciones de miembros del estudio sobre un entorno laboral tóxico.

Un informe de Solidaires Informatique, traducido por Eurogamer, afirma que el caso de Le Monde se había debilitado ya que no pudo probar ciertos elementos de sus informes sin divulgar el anonimato de sus fuentes.

Ninguna de las partes ha comentado públicamente sobre la sentencia y aún no hay información sobre los términos.

Mediapart, otro medio francés demandado por Quantic Dream por informar sobre las acusaciones, fue completamente absuelto. Los casos de difamación separados de Quantic Dream como empresa contra Le Monde y Mediapart también fracasaron.

En mayo de este año, Solidaires Informatique informó sobre varios elementos de la prueba en sí, algunos de los cuales fueron verificados de forma independiente por GamesIndustry.biz. En un momento, GI.biz informó que los abogados de Quantic Dream acusaron a un periodista de escribir su artículo detallando las condiciones del lugar de trabajo “como venganza por [co-CEO] Guillaume de Fondaumière les niega el acceso a la sección VIP de una fiesta Quantic Dream “.

En ese momento, Quantic Dream explicó que había demandado a los periódicos por “publicar artículos que consideramos que no se imprimieron de buena fe, ni con investigaciones o pruebas razonables, y que sacaron conclusiones falsas que dañaron enormemente la reputación y la moral del estudio”.

Eurogamer se ha puesto en contacto hoy con Le Monde y Quantic Dream para hacer comentarios.

La controversia comenzó en enero de 2018, cuando los medios franceses Le Monde, Mediapart y Canard PC publicaron simultáneamente un informe conjunto que alegaba un comportamiento inapropiado, crujido y una cultura escolar que involucraba bromas sexistas y racistas en el famoso estudio francés. En ese momento, Quantic Dream estaba terminando de trabajar en Detroit: Become Human, su tercera consola PlayStation exclusiva en su asociación con Sony.

Cage y de Fondaumière negaron firmemente las acusaciones, diciendo que estaban “conmocionados” por los “desvaríos” de los ex empleados y calificándolos de “ridículos, absurdos y grotescos”. Intensificando su respuesta a los informes de prensa, Quantic Dream luego emitió una declaración formal diciendo que las acusaciones eran una “difamación”. Varios meses después, inició un proceso judicial.

Un área particular de controversia fue un caché de unas 600 imágenes controvertidas del personal retocadas con Photoshop que datan de 2013, algunas de las cuales fueron hechas públicas por diversas publicaciones. En julio de 2018, Quantic Dream perdió un caso judicial contra un ex empleado que renunció debido a las imágenes ofensivas que circulaban en el estudio.

En 2019, Quantic Dream anunció que ya no sería exclusivo de la consola PlayStation. Numerosos informes durante el pasado fin de semana sugirieron que el próximo proyecto del estudio es un juego de Star Wars para Disney.

Related Stories