Mi vida en el cine: «Quiero hacer películas que te hagan llorar» – Sophie Dupuis

Sí, por supuesto, «Perro guardián». Sí, claro, “Souterrain”, que se estrena el 4 de junio. Pero la cineasta Sophie Dupuis no se limita a sus dos largometrajes (y un tercero en preparación que acaba de recibir financiación de SODEC). Con un entusiasmo contagioso, nos habla de cine … e incluso de televisión.

Sophie, ¿cuál es tu primer recuerdo de una sala de cine?

No recuerdo nada específico. Recuerdo que era una actividad de familia, primos-primos, amigos.

¿Tu primera película histórica?

La película que me marcó cuando era joven y que veía a menudo era “La rana y la ballena”, de la serie “Cuentos para todos”. Me «tropecé» con la niña, la pareja de Marina Orsini y su novio, la escena en la que buscan el sol … También es quizás el comienzo de cuestionar las causas ambientales. Esta película me siguió mucho. […] Cuando era joven, me gustaban las películas que me hacían llorar. Cuando era adolescente, tenía un televisor y un VHS en mi habitación. Mis padres no lo saben necesariamente, pero podría pasar las tardes montando escenas que me hicieron llorar una tras otra. Me hice llorar en mi habitación y encontré este poder de una obra extraordinaria. Me dije a mí mismo que quería hacer películas. Una de las películas destacadas de mi adolescencia fue “La línea verde” porque, precisamente, jugamos mucho con las emociones del espectador y eso me pareció excepcional. Me dije a mí mismo: “¡Quiero hacer películas! ¡Quiero hacer películas que te hagan llorar! » Desde entonces, ha evolucionado hasta traer emociones fuertes a los espectadores. Y el último que me hizo llorar mucho es “Retrato de una jovencita en llamas”. ¡Todavía no entiendo cómo la escena final puede traer tantas emociones a la vida!

¿Y uno más nuevo?

Es «El sonido del silencio» con Riz Ahmed. Es realmente el tipo de película que me hubiera gustado hacer, que me encanta hacer. […] Lo que me gusta del cine es ser transportado a un mundo que no conozco, que me pondrá en la piel del personaje y me dará una experiencia de compasión y empatía.

¿Tu primera «patada» en la pantalla grande?

Cuando era adolescente, tenía una obsesión con «Ultimate Scream». Josh Hartnett es la obsesión del personaje principal allí y recuerdo su entrada a la escuela en el «Toune» del «Hombre Mágico» …

¿La última vez que fuiste al cine?

Tuve dos «primeros» en interiores. Para «Alcoholímetro» con Mads Mikkelsen, «tropecé» y miré a la gente en la habitación. Es una película de celebración y vino por tantas cosas que me perdí durante la pandemia. El segundo es «La diosa de las moscas de fuego» y me pareció excepcional estar en una habitación para hacer el trabajo que hago. […] Experimenté algo más allá de la película y caminé durante una hora a casa mientras escuchaba música. Vuelvo a conectar con el arte.

Si fuera posible, ¿a qué director, vivo o muerto, invitarías al cine? ¿Y qué película irías a ver?

Miranda julio. Me gusta la gente que me saca de mi vida ordinaria. Me gustaría saber qué piensa y qué vive. Con ella veía todas las temporadas de «Girls», así como comedias de «stand up» o «Legendary», una serie competitiva de Crave.

¿Qué réplica de película te gustaría ver en tu lápida?

Es una línea de «Perro guardián» que suelo decir con mis amigos: «¡Me tentó, es» todo «!»