Los científicos desarrollan una estrategia simple y escalable para producir películas de resina con nanoestructuras antirreflectantes, inspiradas en los ojos de las polillas – ScienceDaily

Existe una gran cantidad de problemas humanos que los científicos e ingenieros han resuelto extrayendo ideas directamente de los mecanismos que se encuentran en otras formas de vida, desde el velcro hasta los famosos trenes bala de Japón, el Shinkansen. Por lo tanto, no debería sorprendernos saber que muchos avances notables en el revestimiento antirreflectante se inspiraron en las bioestructuras peculiares que se encuentran en los ojos de las polillas.

Como animales principalmente nocturnos que desean permanecer ocultos de los depredadores circundantes, las polillas han evolucionado para desarrollar ojos que no son reflectantes. Sus ojos tienen una estructura nanométrica periódica que hace que la superficie del ojo esté graduada, en lugar de pulida. Esto hace que la mayor parte de la luz incidente se doble en la superficie y, por lo tanto, se transmita a través del ojo en lugar de reflejarse en él. Esta estructura en matriz de nanoescala es tan eficaz que los investigadores han intentado imitarla utilizando otros materiales para crear revestimientos antirreflectantes con diversos grados de éxito.

Sin embargo, a pesar de los recientes avances en nanociencia que permiten la adopción de esta idea para diversas aplicaciones prácticas, aún existen barreras por superar en términos de escalabilidad y costo de fabricación. Para abordar estos problemas, científicos de la Universidad de Ciencias de Tokio y Geomatec Co., Ltd., Japón, han estado trabajando en una estrategia novedosa para producir nanoestructuras de ojos de polilla y películas transparentes. En su último estudio, publicado en Ingeniería micro y nano, presentan un método prometedor para fabricar moldes y películas de ojos de polilla a gran escala.

Aunque este equipo de investigación había logrado previamente crear moldes de ojos de polilla hechos de carbón vítreo grabado con un haz de iones de oxígeno, este enfoque no era escalable. “La producción de sustratos de carbono vítreo requiere el uso de tecnología de pulvimetalurgia, que es difícil de usar para producir moldes con un área grande”, explica el profesor Jun Taniguchi de la Universidad de Ciencias de Tokio. “Para superar esta limitación, intentamos usar solo una capa delgada de carbono vítreo depositado sobre un gran sustrato de vidrio regular “.

Además, para hacer viable esta nueva estrategia, el equipo optó esta vez por utilizar un sistema de plasma acoplado inductivamente (ICP) en lugar de la fuente de iones de resonancia de electrones-ciclotrón utilizada anteriormente. Si bien ambos dispositivos pueden grabar carbono vítreo utilizando un haz concentrado de iones de oxígeno, la tecnología ICP produce un rango de irradiación de haz de iones más amplio, que es más adecuado para trabajar en estructuras de gran superficie.

Después de probar con diferentes parámetros de ICP, los investigadores determinaron que un proceso de grabado de ICP de dos pasos era lo mejor para obtener un molde nanoestructurado de alta calidad. Luego, usaron este molde para producir una película transparente con una nanoestructura de ojo de polilla usando una resina curable por UV.

Las propiedades ópticas de esta película fueron notables; su reflectancia hacia la luz en el rango visible fue solo del 0,4%, diez veces menor que la de una película similar sin la nanoestructura de ojo de polilla. Además, la transmitancia de la luz a través del material también aumentó, lo que significa que no se produjo ningún compromiso en las propiedades ópticas como resultado del uso de la película para reducir la luz reflejada.

El Sr. Hiroyuki Sugawara, Director Técnico de Geomatec, destaca las muchas aplicaciones posibles de tales películas antirreflectantes si fuera posible producirlas a escala de metro: “Podríamos usar estas películas para mejorar la visibilidad en pantallas planas, letreros digitales, y las placas acrílicas transparentes utilizadas en todas partes desde el inicio de la pandemia COVID-19. Además, el revestimiento antirreflectante también podría ser una forma eficaz de mejorar el rendimiento de los paneles solares “.

Este estudio muestra cómo expandir los usos de estructuras inspiradas biológicamente al hacer que su fabricación sea más fácilmente escalable. Esperemos que estos avances tecnológicos nos ayuden a preservar la naturaleza para que podamos seguir obteniendo ideas útiles de otras especies.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionado por Universidad de Ciencias de Tokio. Nota: El contenido puede editarse por estilo y longitud.

Related Stories

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí