Dentro de los Strip Clubs de Instagram

“La gente publicaba una foto de una copa de vino tinto y decía: ‘Si tu chica sabe lo que esto significa, no es tu chica'”, dijo Alexis, una bailarina de 24 años en un club de Atlanta que ha actuado en varias de las transmisiones en vivo del Sr. LaBoy. “Se ha convertido en un símbolo del espectáculo”.

Luego se alienta a las mujeres, o, como la audiencia las llama, “demonios”, a solicitar unirse a la corriente.

Cuando el Sr. LaBoy acepta la solicitud de una mujer de bailar, fija la información de su aplicación de efectivo en la parte superior de la transmisión y le dice a los seguidores que si les gusta lo que ven, es mejor que paguen. “Los cheques azules pagan mejor”, dijo el jueves pasado, refiriéndose a las cuentas verificadas de Instagram.

Las mujeres dijeron que han recaudado miles de dólares de donaciones de la aplicación Cash. Alexis dijo que ganó alrededor de $ 18,000 en total por bailar en Instagram Live durante un tiempo en el que de otra manera estaría completamente sin trabajo. “Justin se asegura de que las chicas ganen una cantidad sustancial de dinero”, dijo. También conecta su propio mango, luego distribuye los fondos como un bono.

La cantidad de dinero que Alexis ha podido ganar a través de Internet supera con creces lo que ganaba anteriormente en su trabajo en el club, y por mucho menos esfuerzo. “Si estoy en el club, estoy allí durante ocho horas”, dijo. “En Instagram Live, son cinco minutos. Cinco minutos en comparación con ocho horas de trabajo “.

Las mujeres que han aparecido como invitadas también han acumulado más seguidores en sus cuentas de Instagram. Alexis comenzó una cuenta secundaria de Instagram para sus propias vidas de Instagram, después de que los asistentes a la fiesta le enviaron mensajes con ofertas.

“La gente me pide que les envíe una nota de voz diciendo su nombre por $ 500”, dijo. “Irán a mi página y enviarán los ojos o un corazón rojo como,” ¿Dónde estás? ¿De dónde eres? “Son muy activos durante esta temporada de cuarentena”.

Related Stories

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí