Compartir

Desde el lanzamiento de la serie Chroma de Razer se ha marcado una tendencia en diseño gamer, la cuestión ya no es de simple rendimiento, ahora se trata de estilo a la hora de mostrar tu PC.

Razer_deathadder_Chroma_191El mouse gamer DeathAdder es el consentido de la marca, algo tendrá que ver que ha vendido decenas de miles de unidades en el mundo, a lo que ahora se suma que recibe un empujón en tema de diseño con la incorporación de luces RGB y también una repotenciación para su sensor óptico que llega a los 10.000 DPI.

El DeathAdder desde su lanzamiento ha sido apreciado por los usuarios gamer debido a su sencillez y comodidad, teniendo una sola carcasa que sirve de click y de soporte para todo el mouse. El hecho de que Razer haya optado por tecnología óptica en lugar de laser ya deja mucho que decir, sintiendo la grande apuesta de la marca en este segmento y no dejándose mover por el mercado masivo que usa la alternativa laser.

Razer_deathadder_Chroma_02

El empaque del mouse no ha cambiado nada con respecto a las anteriores versiones más que algunos detalles de sellado y las descripciones del dispositivo, pero quizá en este aspecto Razer ya no muestra tanto interés en los periféricos de todas las gamas, sino de las más altas. Encontraremos las típicas fichas de descripciones técnicas del producto, acompañadas de unas calcomanías de Razer.

Razer_deathadder_Chroma_16

La primera vista del mouse nos explica a qué mercado está apuntando. La estructura es muy neutral –por así decirlo- ya que no muestra unos rasgos marcados que nos indiquen que es un mouse tipo garra o de soporte en la palma, ni mucho menos algunas de sus subdivisiones respecto al tamaño de la mano. Es más que todo un mouse ‘universal’.

Razer_deathadder_Chroma_10

Las manos más pequeñas se verán favorecidas por la estructura superior del mouse, que les dará acceso al click desde casi la mitad del mouse –aquí notamos la división entre los clicks que va hasta la parte superior del mouse-.

Las manos más grandes por su lado, notarán que el DeathAdder tiene ciertas marcas de diseño que guiarán los dedos a su posición más cómoda, permitiendo un mejor agarre por parte del jugador.

Razer_deathadder_Chroma_12 Razer_deathadder_Chroma_05
Dos detalles hacen parte de la vista superior del mouse: el infaltable scroll y el tradicional logotipo retroiluminado de Razer pero esta vez con características Chroma. El primero viene con un recubrimiento de goma para mejorar el agarre acompañado por un eje que viene con pequeños y suaves intervalos entre los giros.

Razer_deathadder_Chroma_17

Razer_deathadder_Chroma_06El logo de Razer es el cambio significativo en materia de diseño, ya que incorpora las luces Chroma de la marca, permitiendo animaciones y personalizaciones de color por el usuario, al igual que la sincronización con otros dispositivos Chroma por medio del uso del software Synapse.

Sin mayores excentricidades de funcionalidades, Razer mantiene los dos botones del lado izquierdo del mouse, grandes y de fácil acceso para dar un comando preciso con el dedo pulgar. Estos botones están totalmente disponibles para configurar con macros desde el software del fabricante.

Razer_deathadder_Chroma_07

Para descansar el dedo pulgar Razer también incluye una pequeña almohadilla de goma con la misma distribución de hexágonos pequeños que veremos en la parte inferior del mousepad Firefly. En el panel derecho de nuestro mouse veremos la misma goma antideslizante, pero quizá no sea en un 100% funcional si tenemos los dedos meñiques de tamaño regular (tocaremos una pequeña esquina de la superficie de goma).

Si algún usuario accede a un vistazo rápido del mouse podría inferir que el diseño es simétrico, pero no lo es, cuenta con una pequeña inclinación hacia el lado izquierdo, lo que lo hará exclusivo (o quizá más cómodo) para los gamers diestros, así que si buscan un mouse para zurdos de la marca podrán mejor enfocarse en el Orochi.

 Razer_deathadder_Chroma_15  Razer_deathadder_Chroma_14  Razer_deathadder_Chroma_13

La parte inferior del mouse no cambiará con esta nueva edición del DeathAdder, tendremos los tres skaters tradicionales del DeathAdder sin mayores cambios, referencias del producto y el sensor òptico

Razer_deathadder_Chroma_09

 

Firefly, el mousepad de mayor gama del mercado

Razer_firefly_01

 Razer_firefly_02  Razer_deathadder_Chroma_01

Puede que la gama de un dispositivo generalmente esté definida por su precio, pero en este caso el cuidado de todos los detalles por parte de Razer ha hecho que el mousepad no sea un accesorio opcional para cuidar el mouse, sino que sea considerado dentro de la familia gamer como algo verdaderamente apreciado y complementario.

“No hay vuelta atrás” 

Desde que se destapamos el mousepad Firefly notamos el gran empeño de Razer en lograr que su producto fuera algo único y distinguido. Lo primero que nos encontramos es con una nota de producto de Min-Lian Tang, CEO de Razer, indicándonos que “No hay vuelta atrás”, esto para mostrar que después de jugar en el Firefly no podremos contemplar otra experiencia de juego similar.

Razer_firefly_04

Razer_firefly_03 Razer_firefly_05 Razer_firefly_06

Los detalles de Razer no podrían faltar, al mejor estilo de Apple, no podría faltar el manual de uso muy breve y calcomanías de la marca, que pueden ser más escasas que las propias de la manzana de Apple.

Con conectividad USB, el pad ahora se vuelve otro puerto a ocupar en nuestra torre, laptop o HUB, y algo que quizá le haga falta al pad es precisamente eso último, un HUB para dar extensión USB o al menos reemplazar el usado por el dispositivo. Las dimensiones de superficie del dispositivo son de 35.5cm a lo ancho y 25.5cm a lo largo, un campo de acción más que suficiente para cualquier tipo de juego y cualquier escritorio de computador convencional.

Razer_firefly_08

La estructura del pad Firefly es de 4mm de alto, en la que la capa superficial es la encargada del rendimiento. Esta primera capa está fabricada con un compuesto rígido ‘microtexturizado’ de Razer, que permite que el mouse tenga un desplazamiento suave y con fricción mínima, pero sin dejar de lado su calidad de reflectividad para que el sensor de movimiento del mouse tenga una completa funcionalidad en toda la superficie –cuando hablamos de 10.000 DPI en un mouse, no podemos tener errores-.

 Razer_firefly_10  Razer_firefly_07

Razer_firefly_09

La parte inferior del pad es enteramente de goma antideslizante con una distribución de hexágonos minúsculos para mejorar el agarre a superficies de vidrio.

Razer_firefly_11

Chroma, la expresión de Razer

El Firefly no pudo haber salido al mercado en un mejor momento para la marca. Llevando a cabo ya el primer año del lanzamiento de la serie Chroma en sus productos, Razer incorporó sus LEDs de colores en una banda lateral del mousepad Firefly, todo con el fin de obtener un efecto de elevación del pad sobre el escritorio, un excelente detalle para aquellos que buscan algo más que el rendimiento.

El logo de la marca no podría quedarse sin retroiluminación, es el principal atractivo cuando se mezcla con otros dispositivos del fabricante como el DeathAdder y un teclado de serie Chroma. El gran punto a favor del software es que podremos sincronizar las animaciones de colores en el mismo perfil de Synapse con pocos clicks.

Si la luz LED RGB se está volviendo popular en los teclados y los mouse, ya es hora  que los fabricantes masivos de periféricos también presenten sus propuestas para hacer competencia en diseño al Pad de Razer, un dispositivo que no era muy tenido en cuenta a la hora de jugar hasta los últimos años.

Razer_deathadder_Chroma_01

Chroma y Software, ganadores.

El DeathAdder es el mayor vendido de la marca por un motivo que no se puede negar: brinda comodidad a la mayoría de gamers. Su diseño permite que se acomode a los gustos de una gran parte de la torta del mundo gamer. Para la versión Chroma se añade un estilo peculiar que algunos estarán buscando, eso sí, esta característica de iluminación tendrá que ser acompañada por un set de periféricos que combinen y se sincronicen, de otro modo quedará llamando la atención un pequeño logo de Razer dentro de todo el escritorio.

Cuando el mercado se satura en cuanto a las cualidades de rendimiento de dispositivos de juegos, Razer llega buscando brindar algo más allá de los DPIs, ahora quiere ofrecer un set completo de diseño para escritorios exclusivos con dueños que se preocupan por el aspecto de su espacio de juego. Es difícil que otros fabricantes logren en el corto plazo lo que está logrando Razer con su Firefly, y en general con su serie Chroma, añadiéndoles un gran potencial en materia de software y personalización en la nube.

En el mercado Colombiano, el combo está disponible por un precio cercano a los COP$450.000.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios