Compartir

Por más de que parezca sacado de una historia de espías, no lo es. Internet es controlado por 7 llaves físicas con acceso a un gran poder pero a la vez una gran responsabilidad.

Hace algunos meses The Guardian tuvo acceso a una de las ceremonias al mejor estilo de las logias secretas en donde solo algunos tienen acceso y se lleva a cabo un ritual bastante formal conocido como la ceremonia de las llaves.

Imagen: FOX
Imagen: FOX

Los participantes de la ceremonia son personas pertenecientes a la organización ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers). Esta es la entidad que se encarga del redireccionamiento y asignación de direcciones de números hasta sus servidores y sitios web mediante la traducción de los primeros a las direcciones web normales conocidas por muchos como URL que muchos escriben en sus navegadores de internet.

Por ejemplo, si copias la dirección 107.170.67.152 en el navegador serás redireccionado a nuestro servidor de HwCol. Pero claro que www.hwcol.com es más fácil de recordar para las personas. Lo que hace ICANN es transformar los números(para computadores) en combinaciones de letras o palabras(para personas).

La importancia de ICANN se traslada a su gran base de datos que controla las direcciones de todos los servidores de sitios web, así que si alguien puede tener acceso a esto sería un caos en internet, por ejemplo podría redirigir las direcciones de bancos a otras páginas que suplantan su identidad y robar cuentas monetarias.

Si alguna calamidad llegase a pasar a esta base de datos se tendría que recomponer esta por completo. Así que para no dejar esta enorme responsabilidad a una sola persona ni dejarle todo el control a ella, la organización ha seleccionado siete personas como guardianes de las llaves para tener acceso a la base de datos. ICANN seleccionó también otras 7 personas que guardan cuidadosamente las llaves de acceso al backup de la base de datos de las direcciones, siendo en total 14 guardianes de las llaves.

Cada una de las llaves abren cajas de seguridad en todo el mundo, cada una contiene llaves inteligentes electrónicas. Juntando las siete llaves tendríamos una “Llave Maestra”, que no es más que un código de computadora -como si fuera una contraseña- que da el acceso a la base de datos de ICANN.

Cada año los guardianes de las llaves se reúnen cuatro veces para generar una nueva llave maestra, como si estuviesen cambiando la contraseña de acceso a la base de datos.

La seguridad para entrar a dicha ceremonia es bastante compleja como es de esperarse, incluye una serie de puertas de alta seguridad que usan claves y scanners de huellas, hasta llegar a una habitación que impide la salida de cualquier tipo de comunicación electrónica.

  • Ceremonia de las llaves 2010

Comentarios

comentarios