Compartir

Tres jóvenes estudiantes del MIT podrían ayudar a revolucionar la forma en que el helado se sirve. Usando una máquina de helado suave y una impresora Solidoodle, a el trío se le ocurrió una manera de producir formas de estrellas comestibles. El proceso implica tener un control de la impresora 3D modificado a la colocación de la crema de hielo, que se dispara con nitrógeno líquido para asegurase que conserva su forma deseada. El equipo dijo a 3Ders.org que sentían que los consumidores perderían interés si se les obliga a esperar más de 10 a 15 minutos, por eso ellos establecen esta medida como punto de partida.

La co-creadora Kristine Bunker dijo a 3Ders.org que el grupo cree que es tan vital para interesar a las generaciones más jóvenes en la tecnología cómo lo es para inventar nuevas innovaciones. Esta fue una de las principales razones por las que eligieron crear una impresora de helado, que también ven como un atractivo para el público más joven. Mientras la invención de los estudiantes es una idea novedosa, las impresoras 3D ya han sido ampliamente utilizadas en el ámbito culinario… Chocolates, helados y pizzas avaladas por la NASA son sólo algunos deliciosos platos que se han fabricado y con los precios de las impresoras bajando, esta tendencia parece que continuará sorprendiendo a más de uno.

Comentarios

comentarios