Compartir

A nadie le gustan los tramposos, sobre todo cuando se trata de juegos multijugador en línea. Claro, mucha gente puede engañar todo lo que quiera en el modo de Single player, pero una vez que se salta al modo online, es mejor tener ese horrible hábito fuera de ello o se puede sufrir el poder del banhammer.

Al igual que con la mayoría de las editoriales de juegos, Blizzard no toma a la ligera el engaño. Recientemente, la compañía saltó en Battle.net para recordarle a los clientes a que jueguen bien y limpio. Blizzard también  eligió ese espacio para explicar cómo la compañía detecta y elimina todas las raíces posibles cuando un cheater aparece.

“Blizzard Entertainment siempre ha tomado medidas activas para luchar en contra de el engaño en nuestros juegos, y eso es de particular importancia para un juego altamente competitivo como StarCraft II. Si se encuentra a un jugador haciendo uso de cheats, hacks o modificaciones de cualquier forma en  StarCraft II , a ese jugador le quedará permanentemente prohibido el juego tal cómo se describe en nuestro acuerdo de licencia de usuario final. Esto significa que el jugador  será incapaz de conectarse permanentemente a Battle.net para jugar StarCraft II con su cuenta”.

Los cheaters en descubierto son reportados en varias maneras. Lo primero es el sistema de información in-game al cual se accede en el menú desplegable del jugador infractor. Aquí los jugadores ofrecen una descripción de lo que el jugador infractor está haciendo y por qué se hay sospechas de él y todo esto irá a un informe para pasar a investigación inmediata.

Comentarios

comentarios