Compartir

Alex Kibkalo, un ex empleado de Microsoft,  robó secretos comerciales de Windows 8 y los filtro en Internet en un blog francés. Él ha sido condenado a 3 meses de cárcel y a una multa de $100  (US) y pueden ser más conforme avance su juicio.

Alex enfrenta una sentencia máxima de 10 años de prisión, pero se está llegando a un acuerdo con los fiscales federales en una sentencia reducida de forma masiva. En su última sesión ante la corte en sus documentos Kibkalo dijo: “Por supuesto que he aprendido mi lección de no divulgar mis proyectos de trabajo con partes externas”.

Microsoft se fue por un camino distinto al investigar este caso. El gigante de software con sede en Redmond se tomó la molestia de investigar en secreto la cuenta de Hotmail de Kibkalo junto con los registros de su messenger con el fin de averiguar si él estaba filtrando información sobre Windows 8 RT y el kit de desarrollo de software de activación de servers Microsoft.

Pero debido a que los datos estaban en los propios servidores de Microsoft, estaban en todos sus derechos legales de hacerlo. Por supuesto, los defensores de la privacidad se volvieron locos -y con motivos obvios- porque la empresa ha amonestado y de golpe a Google por hacer exactamente lo mismo. Desde entonces, Microsoft ha revisado su política de privacidad, con la promesa de que nunca van a buscar en el contenido del usuario de nuevo, incluso cuando su propia propiedad intelectual estuviera en juego.

Comentarios

comentarios