Compartir

En los últimos meses han estado creciendo considerablemente los casos de usuarios insatisfechos con sus productos adquiridos después de que estos han sido revisados en sitios especializados de tecnología y luego sus fabricantes han cambiado varios componentes claves para su funcionamiento. Se ha puesto en evidencia que fabricantes como Kingston y recientemente PNY han tomado decisiones en la fabricación de sus unidades de estado sólido que no benefician al consumidor. Esto ha destapado un escándalo en el que es claramente visible una pérdida considerable de rendimiento por parte de las unidades. Un juego sucio al cobrar por un producto de calidad con componentes baratos y de poco rendimiento. De acuerdo con un post en TweakTown, los nuevos discos de estado sólido de PNY, exactamente los modelos “Optima Drive” deberían contar con un controlador Silicon Motion, sin embargo un usuario descubrió que el controlador que se encuentra en el producto que adquirió usa un chip SandForce. KingstonSSD-640x353 Por el lado de Kingston las cosas tampoco pintan para nada bien, donde después de un año de lanzar al mercado la serie V300, que originalmente contaba con módulos NAND sincrónicos, pasaron a usar módulos asincrónicos, lo que en algunos escenarios resulta en una considerable perdida de rendimiento. robocopy_mr Esto es una práctica inaceptable y una mala jugada para el consumidor final quien encontraría que en algunos casos los datos presentados por las reviews de los productos podrían ser “erróneas”, haciendo el trabajo de diversos sitios, incluyéndonos, una perdida completa de tiempo al encontrarse con productos iguales únicamente en el exterior. Los fabricantes se han excusado hasta el momento con el hecho de ofrecer un producto que “cumple” las especificaciones con las palabras “up to” o “hasta” x lectura por segundo, IOPS, etc.

Comentarios

comentarios