Compartir

Los SSDs ya son increíblemente rápidos, alcanzando 500MB/sec tanto en velocidades de lectura y escritura por alrededor de $200 (US).  Y ahora a esto añadirle 300% más de velocidad, suena una locura pero sería lo más cercano a la velocidad instantánea con cualquier tipo de datos no importa su peso. Bueno, un equipo de la Universidad de Chuo Japón, han desarrollado una nueva tecnología que resuelve algunos de los obstáculos de velocidad de los SDD asociados a la “recolección de basura” en unidades de estado sólido.

El equipo ha llegado con una solución fácil, en la cual utilizan un “codificador de bloque lógico” que reduce los efectos de fragmentación mientras que al mismo tiempo reduce la cantidad de copias requeridas durante la recolección de desperdicios. Esta nueva tecnología utilizada en una unidad SSD durante su prueba registró un aumento en las velocidades de escritura por un 300%, que también incluyó una reducción del 60% en el consumo de energía y una disminución del 55% en escritura / borrado de ciclos.

No sabemos cuándo o incluso si esta nueva tecnología llegará a los SSD en un futuro próximo; pero si lo hace, el mercado de los SSDs explotaría con un punto dominante bastante fuerte.

Comentarios

comentarios