Compartir

En un movimiento sorpresa, Microsoft está planeando lanzar un Xbox One sin Kinect el nueve de Junio.  La nueva variante tendrá un preció de $399 (US), una cifra que aparca la frontera de los $100 (US) entre la Xbox One y la PS4. Está claro que Microsoft está cambiando el rumbo  mientras escucha a sus consumidores. “también hemos escuchado de personas que simplemente les gusta jugar juegos con un control en sus manos“, dice el jefe de Xbox , Phil Spencer de Microsoft. “Vamos a seguir innovando en Kinect, creo que es un diferenciador importante para nosotros, pero también sé que hay gente que quiere tomar la decisión cuando quieren hacerlo”. El modelo de $499 (US) con Kinect seguirá siendo vendido, pero Microsoft también presentará un sensor Kinect independiente para Xbox One a finales de este otoño.

Junto a los cambios en los precios de Xbox One, Microsoft también reveló algunas alteraciones a Xbox Live Gold. Los rumores habían sugerido que la compañía reduciría una suscripción de Xbox Live Gold para aplicaciones de Streaming y Microsoft está haciendo precisamente eso y más. Los propietarios de Xbox 360 y Xbox One ya no tendrán que inscribirse a Xbox Live Gold para acceder a aplicaciones como Netflix, Hulu, Skype, Internet Explorer y muchas más. La medida igualmente sorprendente viene de como Microsoft sigue evaluando el despliegue de aplicaciones universales a través de Xbox One, Windows y Windows Phone con un potencial de Xbox One en la tienda de aplicaciones.

Ambos cambios son sorprendentes, ¿pero que podría ser necesario para Microsoft para tratar de mantener el ritmo de las impresionantes ventas de Sony con su PS4 a nivel mundial?. A pesar del reciente lanzamiento de Titanfall para Xbox One , Sony ha logrado tener más ventaja por dos millones de unidades. Todavía no es una enorme brecha, pero el reciente nombramiento de Phil Spencer como jefe de Xbox ha estimulado claramente a la empresa a responder mucho más rápido de lo que muchos esperaban.

Comentarios

comentarios