Compartir

La compañía terminó con una pérdida operativa de 46,4 billones de yenes, o USD$457 millones para el año fiscal que termina en marzo, llegando a vender 590.000 unidades de 3DS y 310.000 del Wii U en el primer trimestre de 2014.

Las ventas totales de existencias tanto de 3DS y el Wii U se encuentran ahora en 43.33 millones de unidades y 6.17 de unidades respectivamente. El desempeño de la Wii U es mencionado por el informe como un factor que contribuye a la pérdida de los beneficios de Nintendo.

” Las ventas globales de la Wii U en hardware y software (para el año fiscal) llegaron a sólo 2.72 millones y 18.86 millones de unidades respectivamente…  El hardware de la Wii U todavía tiene un impacto negativo sobre los beneficios de Nintendo, debido principalmente a su markdown en los Estados Unidos y Europa. Y las ventas de software que tienen altos márgenes de beneficio, no crecieron lo suficiente.

Por otro lado , la 3DS lo está haciendo relativamente bien, con 12.24 millones de unidades físicas vendidas y USD$67.89 de software(juegos y extras) vendidos durante el año fiscal, aunque la consola no logró golpear las cifras de ventas esperadas en Enero, sólo las 3DS llegaron a las expectativas realizadas en el departamento de software.

Para estimular las ventas del Wii U, el informe menciona planes tanto para aumentar el número de juegos de Nintendo DS que estarían disponibles a través de la consola virtual de Wii U, y por introducir un nuevo software que tome ventaja del Wii U gamepad, el cual Nintendo considera “La diferencia crucial del sistema“. En cuanto a la 3DS, Nintendo planea lanzar más títulos claves para el próximo año fiscal, generando con suerte “ganancias sólidas“.

Comentarios

comentarios

  • Robert Figueroa

    La Nintendo de antaño ha muerto