Compartir

Con el anuncio tan esperado de la nueva versión del sistema operativo de Microsoft, era de esperarse las nuevas alianzas comerciales. No dieron mucho a esperar cuando AMD y Microsoft anunciaron que han estado colaborando desde ya hace tiempo atrás en proyectos de beneficio mutuo y en este caso Windows 8.1 es el escenario perfecto para dar muestras de ello. Para esto AMD presenta algunos avances de pruebas en rendimiento realizadas con la actualización de Windows y que afectan de manera positiva el rendimiento de un APU.

APU - HWCol

Tal rendimiento ha sido posible gracias a una labor conjunta del grupo de Desarollo e Innovación de Microsoft y los especialistas de AMD, lo cual ha permitido incrementar el rendimiento del APU A10-6800K hasta casi en un 10% sin labores de Overclock, a esto le anexamos el rendimiento obtenido con la ultima actualización de controladores para tal procesador, con los cual se genera una ganancia en rendimiento considerable ejecutándose en la plataforma basada en Windows 8.1.

Por otra Parte, AMD nos informa con una serie de pruebas de estrés realizadas a sus procesadores APU, los cuales han sido probados en rendimiento bajo Windows 8.1 y lo describe como: “Windows en su nueva versión, presenta una innovación en eficiencia la cual permite aprovechar de mejor manera la potencia que conlleva el conjunto de procesador más chip gráfico en un APU, ofreciendo un rendimiento superior a un producto de la competencia que se se avalúa un 60% más costoso”.

APU - HWCol

Con esto, AMD posiciona a su serie A10 y A8 sobre los modelos de procesadores de Intel en su serie Core i5, según los test realizados de PCMark 8 Home Test, 3DMark Firestrike y BasemarkCL 1.0.1. Aquí podemos ver de forma oficial el nuevo modelo A10-6790K, ofreciendo un rendimiento similar al modelo A10-6800K tope de línea, y se espera su inclusión al mercado a un precio menor.

APU - HWCol

Comentarios

comentarios