Compartir

Intel ha mostrado su nueva línea de procesadores Haswell, con muchas mejoras de rendimiento para tareas especializadas y un bajo consumo de energía. La mala noticia para algunos entusiastas ha llegado hoy, los procesadores que no sean serie-K no tendrán posibilidad de overclock.

Intel-Haswell-Overclocking

Ya es bien sabido que Intel habia prometido una restricción similar con sus plataformas Sandy-Bridge e Ivy-Bridge, pero a la hora de examinar a fondo sus limitaciones se conoció que los procesadores iban a permitir cierto tipo de overclock de manera moderada, modificando los relojes de bus del sistema obteniendo una mayor velocidad.

Pues con la llegada de Haswell el overclock se ha acabado en los procesadores “no-K”, ya que se han puesto restricciones de modificaciones a las velocidades de los buses y como ya es conocido solo la serie-K tiene el multiplicador desbloqueado.

Toda la decisión de Intel esta enfocada en remarcar que el uso de los procesadores de serie “no-K” esta enfocado en negocios y aplicativos básicos, y que los usuarios que adquieren este tipo de procesadores muy probablemente no incurrirán en overclock.

Pero si eres entusiasta y ya tienes pensado en la adquisición de un procesador de la familia “K”, hay otra mala noticia para ti: Intel no esta ofreciendo el “paquete completo” de características de procesamiento en Haswell como en sus series anteriores. Los procesadores K no tendrán soporte para virtualización de dispositivos VT-d y extensiones de memoria transaccional que básicamente serán usados por los procesadores “no-K” en tareas de servidores.

Comentarios

comentarios