Compartir

Tras un memorable vídeo introductorio, y la llegada de Andrew House al escenario, se ha presentado la PS4. Se ha focalizado en la realidad como clave de la experiencia de juego, dejando atrás el concepto del salón como punto neurálgico de los videojuegos. La clave ahora pasa a ser la suma de software, hardware, y la red. Por ello, House también se ha referido a Play Station Mobile, a la PS Vita, y a tratar de hacer más hincapié en los dispositivos móviles. Más que continuar mejorando la tecnología sin más, Sony ha querido reconceptualizar el juego. Y esto se materializa en la PlayStation 4.

Las características anunciadas hasta el momento son las siguientes:

  • Memoria RAM de 8 GB
  • Arquitectura x86
  • GPU enfocada en el potencial a largo plazo
  • Mando Dualshock 4
  • Disco duro en lugar de SSD

El nuevo mando es exactamente el mismo que se venía rumoreando hasta ahora gracias a los prototipos filtrados, el cual cuenta con un pequeño panel táctil, respetando las formas tradicionales que montaban los DualShock durante las tres anteriores generaciones. También se ha presentado Knack, el primer juego para PlayStation 4, basado en un robot con estética cartoon que podremos personalizar, y que podrá absorber partículas de su alrededor, todo en el contexto de un juego de peleas

Otra gran novedad de la PlayStation 4 es la posibilidad de encender y apagar la consola con sólo apretar un botón, utilizando su generosa memoria RAM para salvar las partidas en el momento exacto en el que apagamos la PlayStation 4 y poder retomarlas posteriormente. También se ha logrado ofrecer actualizaciones incluso cuando la consola está en reposo para mejorar la experiencia de uso y eliminar los tediosos ratos muertos esperando que las actualizaciones finalicen.

En cuanto a la experiencia de juego, nuevos factores presentados por Sony:

  • Más social: Se primará el compartir nuestras partidas, tanto a posteriori como durante las mismas. Se quiere combatir el estereotipo de los videojuegos como una experiencia solitaria. Ya sea mediante partidas multijugador, o compartiendo contenido derivado de las partidas (vídeos de gameplays, por ejemplo) en las redes sociales.
  • Multidispositivo: Se integra con dispositivos móviles, entre los que por supuesto se encuentra la PS Vita
  • Personalización: Otro objetivo entre cuyos métodos se encuentra la recomendación de partidas
    según lo que hayamos jugado anteriormente.
  • Juego en la nube. Una de las grandes promesas que trae consigo la PlayStation 4.

También ha llamado especialmente la atención el Remote Play, característica consistente en segundas pantallas, lo cual proporciona mucho más protagonismo a la PS Vita. De la misma forma que ocurrió con WiiU, se ha presentado la funcionalidad de duplicar pantallas, sin que la potencia gráfica disminuya: si jugamos a la PlayStation 4 desde nuestra PS Vita, lo haremos manteniendo la calidad de la imagen. Esta característica es especialmente útil si alguien quiere usar la televisión; podrá hacerlo sin que tengamos que dejar de jugar por ello.

Una de las pequeñas polémicas que trajo la PlayStation 3 fue el no ofrecer de forma inicial retrocompatibilidad con los juegos de sus dos antecesoras. La PlayStation 4 tampoco será compatible con los juegos en formato físico de PlayStation 3, al menos de momento, salvo que Sony lance en un futuro un modelo actualizado que sí lo sea como ocurrió con el la PS3 (ahora mismo aún no se sabe si se admitirá el formato físico ni siquiera para los nuevos juegos). Sí se ha hablado de retrocompatibilidad a través de la nube, no obstante no se ha aclarado todavía si habrá que volver a pagar por los juegos ya adquiridos, ni se han dado más detalles de este futuro sistema.

alt1040

Comentarios

comentarios