Compartir

Durante la feria, Western Digital anduvo demostrando una tecnología que hasta ahora parecía un tanto abandonada, el cruce entre discos mecánicos y aquellos de estado sólido. El resultado es un disco mecánico de alta densidad de almacenamiento, con la velocidad de un SSD promedio. Su nombre Solid State Hard Drives SSHD.

Vienen pensados para equipos portátiles, pues vienen en un formato de 2.5”, ideales para movilidad y eficiencia. Su grosor varía entre 5 y 7 milímetros, dependiendo del modelo, de momento anunciados de 500 GB y 1 TB los cuales incluyen módulos flash MLC de 16, 24 o 32 GBs.

El modelo de 500 GB [WD5000M13K], cuenta con el grosor de 5 mm, mientras la versión de 1 TB es la más gruesa, sin embargo tiene una reducción de 2.5 mm a discos de este formato que por lo general tienen un grosor de 9.5 mm y este llega a un máximo de 7. Esto representa una ventaja para el mercado de los ultrabooks, pues permitirá que se logren equipos con basto almacenamiento, mientras conservan el tamaño y peso definidos por el estándar de Intel.

En cuanto a rendimiento sorprenden a más de uno, pues fue comparado contra un SSD solo y contra un disco mecánico tradicional, frente al SSD la ventaja al abrir documentos pesados fue de tan solo 4 segundos [51 vs 55]. En contra parte el disco tradicional le tomo 26 segundos más que al hibrido. [55 vs 81].

Comentarios

comentarios