Compartir

Como es normal en esta industria, una de las noticias mas comunes es que los grandes fabricantes de integrados, en este caso Intel, o su rival directo AMD, anuncien la discontinuación de procesadores que llegan al final de su vida útil conocido también como EoL (por sus siglas en ingles “End of Life”).

Lo que llama la atención de esta ocasión, es que, al igual que en el mes de Septiembre se anunciaba la posibilidad de hacer los últimos pedidos de algunos modelos basados en la arquitectura Sandy Bridge, ha sido un modelo de su mas reciente arquitectura Ivy Bridge el cual llego a su fin, mas específicamente el modelo Core i5-3450S, introducido para aquellas personas que buscan un menor consumo energético en contraparte del modelo “original” [fue en septiembre cuando se anuncio la partida del modelo 3450 y recién había sido introducido este modelo].

De igual forma el procesador de ultra bajo consumo Atom Z670 será retirado paulatinamente. Ambos modelos recibirán sus últimas órdenes de producción hasta Mayo 24 y 31 de 2013 respectivamente.

El fabricante tiene las razones más que claras, la poca adopción de Ivy Bridge a comparación de su predecesor Sandy Bridge, los problemas relacionados a sus temperaturas de funcionamiento y la próxima generación de procesadores denominados  “Haswell” pensada para el 2013

Fuente: Intel

Comentarios

comentarios