Compartir

Por fin ha llegado el iPhone 5 en el evento de lanzamiento de Apple en el Yerba Buena Center en California, aquí están las características a nivel de hardware que sin duda darán mucho de que hablar.

Tal como se suponía Apple quería presentar su nuevo dispositivo iPhone 5, incorporando la última versión de sus sistema operativo, iOS 6. Potenciado con un sistema en chip A6, con núcleos de procesamiento ARM Cortex-A15. De este procesador Apple plantea que se obtendrá un rendimiento de CPU y GPU hasta dos veces más alto comparado con el iPhone 4S y todo en un chip que ocupa 22% menos de espacio. Apple no quiso decir nada acerca de la cantidad de núcleos del procesador, pero al parecer dejarían los mismos 2 núcleos con bastante mejoras de rendimiento.

La pantalla es el primer cambio notable del nuevo iPhone 5, con 4 pulgadas hace su aparición en el cuadrilatero con oponentes de pantallas superiores a las 4.5 pulgadas, una resulución de 1136 x 640 pixeles y tecnología IPS  y su tipo es del muy apreciado Retina Display con una densidad de 326 pixeles por pulgada.

Apple quizó de nuevo cambiar los estándares de medidas de chip simcard, esta vez introduce un tamaño de simcard mucho más pequeño denominado “nano-SIM”, el cuál al parecer será dedicado para este dispositivo, ya que su competencia esta usando micro-SIM. El puerto de carga también fue modificado, esta vez Apple incluyo un puerto más pequeño que solo es compatible con el nuevo dispositivo.

Las versiones estarán marcadas una vez más por las mismas capacidades de almacenamiento interno, en versiones de 12,32 ó 64GB y continuará sin soporte para memorias microSD.

La conectividad no sorprende a grandes rasgos, unos momentos antes del lanzamiento se habia confirmado que tendría conectividad LTE, añadiendo a la permanente HSPA. Incorpora WiFi doble banda 802.11 a/b/g/n, Bluetooth 4.0 y por esta vez los fanáticos de Apple no podrán disfrutar de la tecnología NFC, y dado esta exclusión puede darse una penetración lenta y retrasada de esta tecnología en el mercado estadounidense.

Una fortaleza que resaltó Tim Cook, es la reducción de peso en comparación con el iPhone 4S, que pasó de 140 a tan solo 112 gramos, y unas medidas que aumentan en largo únicamente, pasando de 115.2 x58.6×9.3mm a  123.8×58.6×7.6mm. Los colores disponibles serán los de la misma gama del iPhone 4S, color blanco y negro sin ninguna señal de colores adicionales.

El precio mostrado es de USD$199 en un plan con 2 años de duración para los operadores estadounidenses.

 

Comentarios

comentarios