Compartir

La compañía japonesa Sharp –uno de los fabricantes de pantallas del próximo iPhone junto a LG y Japan Display– anunció que comenzará a enviar a Apple las pantallas que serán parte del nuevo iPhone, el que se espera que se lanzará oficialmente en septiembre u octubre.

El nuevo presidente de la compañía, Takashi Okuda, anunció que “los cargamentos empezarán a ser enviados en agosto” en una conferencia de prensa en Tokio cuando la empresa anunció sus resultados del segundo trimestre. Okuda se negó a dar mas detalles específicos acerca del envío de pantallas.

Según fuentes al interior de Apple, el nuevo iPhone tendrá una pantalla de 4 pulgadas, un 30% mas grande que los actuales modelos, para competir contra el Galaxy SIII de Samsung y su pantalla de 4,8 pulgadas.

Wayerless

Comentarios

comentarios