Compartir

Toshiba ha lanzado algunas nuevas tabletas en la serie Regza, una de las cuales es especialmente grande, más allá del factor de forma de 10 pulgadas al cual el mundo se ha acostumbrado.
La tableta Regza AT830, cargada con Android 4.0, tiene una pantalla LCD (pantalla de cristal líquido) con una diagonal de 13,3 pulgadas, que nos hace preguntar si competirá con los ultrabooks.

Después de todo, no debería ser difícil de vincular un muelle de teclado Bluetooth al dispositivo. Bueno, si no te importa pagar extra para él de todos modos.

Hablando de eso, también podem
os mencionar que la tableta tendrá un precio gigantesco: 80.000 yenes, lo que significa 1.000 dólares y 780 euros.

Eso sí, esta cosa es realmente cara, y mientras que esto significa que las personas que pueden permitirse comprarla podrán gastar un par de cientos más por un muelle, también significa que el hardware y software de la tableta tienen que impresionar.

Pero aquí comienza nuestro problema: la tableta Regza At830 no logra causar mucha impresión además de desconcierto, y todo se debe a la pantalla.

La resolución nativa del panel IPS es de 1.600 x 900 píxeles. Teniendo en cuenta que hemos visto tabletas Full HD 1.920 x 1.080 de diezpulgadas, esta parece una selección muy pobre. Pero vamos a esperar a ver cómo va. El peso total del producto es de 1 kilogramo (2,20 libras) y el tamaño es de 344 x 211 x 9,9 mm (13,54 x 8,30 x 0,38 pulgadas).

La tableta cuenta con un SoC Tegra 3 de 1,4 GHz, 1 GB de RAM, Bluetooth 3.0, 802.11b/g/n Wi-Fi, dos cámaras (5MP en la parte trasera y 2MP en la parte frontal) y soporte para el estándar japonés de One-Seg TV. Además, las opciones de E/S se componen de una ranura para tarjeta SD, micro HDMI, un conector de auriculares y un micro puerto USB.

Finalmente, la capacidad de almacenamiento incorporado es de 64 GB y es ofrecida por la memoria eMMC. La ranura para tarjeta SD antes mencionada puede permitir a los propietarios aumentar es espacio de almacenamiento.

Softpedia

Comentarios

comentarios